Connect with us

Ranking

30 grandes luchas por el WWE Intercontinental Championship (TOP FINAL)

Top final de luchas por el Campeonato Intercontinental de WWE.

Published

on

¡Y llegamos al top final! Eh, eh, eh. Luego de semanas de 25 combates, es hora de mostrarles los cinco finales de este ranking dedicado al querido campeonato Intercontinental.

Antes de empezar, si quiere calentar motores con las previas anteriores, acá están:

30 grandes luchas por el WWE Intercontinental Championship (30-26)

30 grandes luchas por el WWE Intercontinental Championship (25-21)

30 grandes luchas por el WWE Intercontinental Championship (20-16)

30 grandes luchas por el WWE Intercontinental Championship (15-11)

30 grandes luchas por el WWE Intercontinental Championship (10-6)

Tras eso, que comience el TOP CINCO:

5. Bret Hart (c) vs British Bulldog, Summerslam 1992.

Por Nacho Meñique.

Los reencuentros pueden ayudarte a aumentar la estima que se le tiene a la persona, lugar y en este caso, combate que vuelves a ver, y también pueden ser decepcionantes. Este match tenía la vara muy alta, se trataba de un enfrentamiento que me enamoró cuando lo vi hace casi diez años y al que puse en su momento de #1 en mi top personal para este proyecto. La storyline se basa en que el Bulldog busca encontrarle un sentido a su carrera individual convertido en uno de los sujetos más populares de WWE, pero el precio de su oportunidad por el Intercontinental es tener que retar a su cuñado Bret Hart en Summerslam.

El escenario escogido para Summerslam fue el estadio de Wembley en Inglaterra, con una asistencia de 80.355 personas, superando la asistencia de casi todos los Wrestlemania y siendo en general uno de los cuatro mayores registros de la empresa en su historia. El luchador más over del PPV era Bulldog de origen inglés y prueba de ello es que este match siendo por el Intercontinental fue el main event, desplazando la lucha por el WWE Championship. La asistencia, el público pendiente y su condición de evento estelar de Summerslam, hacen de este, el combate con más aura de Big Match del Intercontinental Championship en su historia.

El apoyo del Bulldog es abrumador y por contraparte, Bret que en USA era muy popular es tratado primero con indiferencia y luego como el peor de los heels. Y en el público observando, Diana Hart, hermana de Bret y esposa del inglés. El match comienza y el Bulldog saca a Hart del ring sólo con un empujón, demostrando que en fuerza bruta Bret está muy superado. Hart regresa y trata de dominar por grappling pero el Bulldog vuelve a ganar la fase sujetando su brazo. Pero las ovaciones se transforman en abucheos en cuanto Hart sorprende al inglés con un rodillazo en el estomago y comienza el limbwork sobre su espalda.

El match inicia una fase más igualada, pero fuera del ring Bret vuelve a dominar y azota la espalda del inglés contra un poste metálico. Luego lo mete en el ring y sigue el limbwork, llegando a realizar su característico elbow drop desde la segunda cuerda no sobre el cuello sino que en la espalda del Bulldog. El público quiere ver a su héroe levantarse y abuchea a Hart, y él mismo comienza a tomar el papel de heel que tan bien sabía hacer con un ataque ilegal en las cuerdas. El inglés parece a punto de recuperar el control, pero es sorprendido por un sleeper hold y luego de minutos de agonía golpea a Hart contra el esquinero iniciando el comeback.

El Bulldog descarga todo su poderío sobre Bret en un comeback más largo de lo usual y el público se deja las gargantas. Sin embargo, ni siquiera con el Running Powerslam la cuenta llega a tres. Hart parece anulado, y aún así un descuido basta para que le saque un German Suplex con intento de pin al inglés, un move inusual en él pero que se vio genial como arma de reserva. Luego viene otra fase de dominio igualado que termina con ambos cayendo al mismo tiempo, pero cuando se levantan Bret aprovecha el enredo de piernas y tiene el Sharpshooter. Pero lo que le daría la victoria a Hart en cualquier lugar aquí no funciona y el inglés sobrevive.

Hart intenta un Roll-up sobre el Bulldog, pero es revertido en otro Roll-up y llega el conteo de tres. El inglés ha ganado con un Roll-up, un move que se ve demasiado simple para el combate realizado. Pero no me molestó, hay combates en que los contrincantes llegan a un momento (especialmente si sobreviven a finishers) en que quedan demasiado debilitados y cualquier golpe puede ser decisivo. Una vez finalizado el combate Hart parece molesto pero se detiene en las cuerdas antes de salir del ring, para luego regresar y felicitar al nuevo campeón. Finalmente, Diana llega a reunirse con la familia. Un post-match a la altura de un enfrentamiento tremendo.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

Por Cristóbal Meléndez Martin (Shut).

Hay combates que en una primera instancia te fascinan pero luego, con el paso del tiempo, ya no. Y ojo, que eso no quiere decir que ahora encuentre malo este match, todo lo contrario, ya que me sigue pareciendo algo sobre la media y muy justificado para estar dentro de un top 10.

Uno de los grandes inconvenientes que le veo a este enfrentamiento son el exagerado dominio de Bret, el cual se hace un poco tedioso en especial por su abuso del sleeper hold, táctica que en verdad se ocupa para descansar un rato más que otra cosa. Y si bien al público británico parece no importarle (la gente acá está genial) a uno como espectador parcial le pasa la cuenta, más en los constantes revisionados que se hacen para sacar un juicio completo.

El resto de la lucha tiene cosas positivas, como interesantes comebacks del Bulldog y un juego sutil -pero contundente- del canadiense como heel, todo en medio de un ambiente digno de cualquier partido de la Premier League. Sin embargo, logra sólo ser un buen encuentro y no alcanza la categoría de “partidazo”. Llevándolo al wrestling, le faltó ese “qué sé yo”, un sabor y aroma más profundo para poder hablar de un clásico instantáneo. De todas formas, debe estar acá. Y sí, como dice Nacho, su aroma de Big Match no se lo saca nadie. Como me encantaría ver un PPV de los grandes en el Reino Unido.

Valoración: 4 jumbitos.

4. Shawn Michaels vs Razor Ramon, Ladder Match, Wrestlemania X.

Por Cristóbal Meléndez Martin (Shut).

Lo mejor de esta lucha es cuando se le ve el culito a HBK :v

Más en serio, es un combate con grandes virtudes. Si bien antes el propio Michaels tuvo un ladder con Bret en un house show, es primera vez que vemos la estipulación en la programación oficial de WWE. Ese aspecto es primordial para evaluar este match, lo inédito que resulta la característica del enfrentamiento. Claro, ahora en 2018 con una cantidad de luchas en escalera sobre el cuerpo el juicio puede variar, pero eso no quita lo impactante que resulta este mano a mano entre dos promisorios talentos de esa época.

Bajo ese concepto, el de “la primera vez”, el match se disfruta a lo grande. Y sin esa condicionante, también. Entre más lo veo, más me gusta. Su construcción, los roles bien marcados y el drama que se va generando, son para aplaudir. Soy un claro convencido que la mejor versión de HBK es como heel, es donde más luce. Acá se encabrona contra el torso y la espalda de su oponente, y lo que es mejor, corta de forma genial cada intento de comeback de Razor. A eso se suma la forma en que va arruinando los amagues de triunfo de Bad Guy. Esa rudeza a la cual nos tiene acostumbrado Ramon se va perdiendo ante la astucia de su rival, por eso busca actuar más con un golpe de suerte que otra cosa.

Y lo consigue de una forma muy orgánica. En un acto de desesperación bota la escalera quedando HBK atrapado en la cuerdas. Queda la sensación de fortuna y eso me parece muy importante para que ambos quedaran bien parados. Acá los dos ganan porque hacen historia en medio de un Madison Square Garden en éxtasis.

No me molesta aquellos que le dan cinco jumbitos a este enfrentamiento porque siento se pueden justificar sin problemas. Yo no se los daré por algunos detalles de transiciones, como Razor recibiendo una potente piledriver que no trae ninguna consecuencia posterior. Cosas así siempre se deben hacer notar.

Fuera de eso, es un gran match.

Valoración: 4 jumbitos y medio+.

Por Nacho Meñique.

No fue realmente la primera lucha de escaleras de WWE, pero es algo que se dice con frecuencia en los shows y vaya que ha funcionado para que el combate sea recordado. La storyline es que Michaels fue despojado del título y Razor ganó el vacante (en un gran combate contra Rick Martel que ya fue analizado aquí). Pero HBK reclama que el título le pertenece y se determina el ladder match en Wrestlemania con los cinturones de ambos colgando. Michaels llega con su gimmick de showman acompañado de Diesel y como buen heel cobarde se niega a pasar bajo la escalera del combate, Razor en cambio es un tipo rudo y sí se atreve.

A poco de empezar el match, HBK saca del ring a Ramon y él es golpeado por Diesel. Pero al instante el mánager es expulsado, una gran decisión por el bien del combate. Ramon toma el control y en el ringside saca una de las colchonetas protectoras, pero HBK se zafa del Razor´s Edge y Razor cae lastimándose la espalda. Michaels va a buscar la escalera y ayudándose de ella, se concentra en el abdomen y espalda de Ramon. Es más, esa famosa plancha de HBK saltando desde la escalera es parte de ese limbwork. Hasta que luego de una caída de Michaels, Razor revive y se venga atacando también el abdomen y espalda de Michaels.

Ahora Ramon es quien está escalando, pero Michaels salta desde afuera del ring para hacer caer la escalera. Ambos se reponen y suben, y Razor derriba a HBK con un suplex desde arriba. Pero la escalera cede a la tensión y cae, la suerte acaba de cobrarse su primera víctima. HBK vuelve a tomar la batuta y  salta montado en la escalera para volver a atacar de nuevo el abdomen.  Pero Ramon se repone y lo vuelve a hacer caer desde la escalera. La suerte se acaba de cobrar otra víctima: el pie de Michaels se enganchó a la cuerda y en cuanto mete la mano para sacarlo queda atrapada. Razor aprovecha el tiempo y descuelga los títulos.

Muchas de las valoraciones del combate me parecen exageradas, pero aún así da como mínimo para sobresaliente. Se dice que un match con estipulación le sube el nivel naturalmente a los combates, pero a veces lo mismo hace que sea difícil cumplir con los parámetros de un combate fuera de serie, cosa que no ocurre aquí. Por ejemplo, HBK hace varios spots seguidos y Ramon también, lo que reafirma fases claras de dominio que permiten hablar de una storytelling coherente. Y lo mismo ocurre con la constante ofensiva de torso-espalda. Y que decir de un factor tan original (pero no menos realista) como la suerte que traiciona a ambos.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

3. The Miz (c) vs Dolph Ziggler, No Mercy 2016, Title vs Career match.

Por Carlos Matamoros.

http://www.dailymotion.com/video/x4xbfus

Estos dos ya se habían enfrentado en ocasiones anteriores, y la verdad es que siempre les he visto una química interesante. Luego de dejarnos una joya en Backlash de ese mismo año, se meten en este top al regalarnos un combate vibrante como pocos, y a su vez, recordado con mucho cariño por cualquier fan de uno de los dos involucrados.

Dolph venía cayendo por dos ocasiones seguidas frente a Miz. Una en el evento mencionado anteriormente, y otra en un semanal de SmackDown Live! En todas aquellas ocasiones fue privado de la victoria por alguna trampa del Miz, quien a su vez, tenía una pequeña rivalidad con Daniel Bryan por Talking Smack. Para esto, Dolph decide apostar su carrera por una última oportunidad.

Los juegos mentales no se hicieron esperar, y Miz recurrió incluso a la nostalgia para atacar a Dolph, trayendo antiguos miembros del extinto Spirit Squad.

El match es tremendo. Las secuencias entre ambos luchadores eran muy bien ejecutadas, y las ganas de Dolph por ganar el combate era lo único que importaba. Por esta razón, es que ningún nearfall se sintió forzado. Si es tu carrera la que está en juego, ya nada más te importa. Nada te puede derrotar. Esta es la oportunidad de superar a tu rival, e incluso, superarte a ti mismo. Ziggler lo había entendido perfectamente.

Interferencias de Maryse. Interferencias del Spirit Squad. Esta vez nada pudo con Dolph, y a pesar de vender en gran manera un daño en su pierna durante gran parte del combate, logra hacerse de la victoria para obtener un nuevo campeonato Intercontinental, y así, desatar el grito de júbilo de la gente de Sacramento, California.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

Por Hit.

Es la lucha más significativa por este título desde la saga que tuvo Mysterio y Jericho, es decir, 7 años atrás.

The Miz estaba repuntando como campeón luego de un bajón, con rivalidades olvidables contra Apollo Crews y Darren Young. Por otro lado, Dolph Ziggler llegaba como un perdedor, el que nunca volvería a ganar algo importante. Era el momento en que estos dos hicieran algo bueno, ya que la rivalidad lo exigía, gracias a su desarrollo. Cabe recordar que hay un condimento en esta lucha que la hace especial: Si Ziggler perdía, ponía fin a su carrera. Esto ayuda a generar una mayor expectativa.

En el inicio hay un dominio importante de The Miz, incluyendo un limbwork sobre la pierna. Sin embargo, Ziggler sabe que es su última oportunidad para lograr algo importante y no será fácil derrotarlo. El ex Chico MTV se da cuenta del reto que le presenta el “ShowOff”. Esto mismo conlleva a intervenciones de Maryse y del Spirit Squad, aunque estas son en vano. Era el momento de Ziggler, el cual resiste lo máximo para lograr el título que añora y que finalmente, lo alcanza luego de un descuido del Miz (en el momento en que el árbitro expulsa a Maryse y a The Spirit Squad del ringside).

El combate va in crescendode menos a más, al igual que el ambiente que genera. El storytelling de la lucha se cumple al 100% (probablemente, es lo más destacado), con Ziggler ocupando un papel de “underdog” o del que resiste todos los ataques, mientras que el Miz ocupa su clásico papel de heel cobarde, con algunos tintes que pueden asemejarse a un heel más agresivo (esto se nota cuando trabaja la pierna del Showoff para aplicar la Figure 4 Leglock).

Sin embargo, hay detalles que no me gustan del todo, como el “exceso” de finishers por parte de ambos o las intervenciones (en el hecho que todas sean muy seguidas). Sacando esto, es una lucha entretenida, que debió ser el main event de ese evento y no la ordinariez de combate que nos dieron Orton y Wyatt.

PD: No la considero mejor que la de Backlash.

PD2: Ziggler debió retirarse en este match. Le hubiese servido al Miz para generar más heat. Con respeto, Bilbin.

Valoración: 4 jumbitos.

2. Chris Jericho (c) vs Rey Mysterio, The Bash 2009.

Por Nacho Meñique.

Llegamos al segundo lugar y me encuentro analizando un match que para mi con suerte entra al top 10. La storyline es muy buena, Jericho le quitó la mascara a Mysterio en Extreme Rules (en un combate bastante mejor que éste) y Y2J le exige que si pierde la revancha se saque la máscara definitivamente. El match comienza muy bien, con Jericho burlándose de Rey e intercambiando headlocks con intentos de sacarle la máscara. Mención honrosa al reiterativo grito de “Y2J, com on 619!”. Mysterio revive y lanza a Jericho hacía afuera del ring, pero Y2J lo agarra en pleno vuelo y lo azota contra la barricada.

Otro intento de comeback y Jericho realiza las Wall´s of Jericho pero Rey consigue llegar a las cuerdas. Mysterio vuelve a sacar del ring a Y2J y salta hacía afuera con Springboard Seated Senton. Se termina el dominio de Jericho y también la parte buena del combate. El match no baja de nivel porque el comeback llega recién a la mitad, ocurre porque desde ese momento hasta el final es una larguísima fase en que se intercambian dominios más rápido que si del Hardcore Championship se tratara. Un move y va ganando Rey, otro move y va ganando Y2J. Como para rematar, ni siquiera se molestan en hacer limbwork de alguna zona del rival.

Luego de muchos spots llega el 619 que Y2J transforma en la segunda Wall´s of Jericho. Pero es revertida en un Roll-up de Rey, que a su vez es transformado en otro Roll-up de Y2J y éste aprovecha el infame acto de quitarle la máscara. Pero sorpresa, Mysterio tenía otra máscara debajo y aprovecha el descuido para el 619 de la victoria. Buen spot para finalizar, aunque en mi opinión salió horrible por el enfoque de la cámara. Y en cuanto al match, supongo que en el momento tiene que haber sido genial por la expectación del resultado. Pero en visionados posteriores, los spotfests (en éste caso, desde la mitad en adelante) son una lata.

Valoración: 4 jumbitos.

Por Carlos Matamoros.

Una vez más, Jericho y Mysterio se meten al top, y no podía ser de otra manera, pues las actuaciones que éstos dos nos regalaban quedaron en la historia como memorables. Este combate de igual forma marca el final de una de las mejores rivalidades de todos los tiempos, hablando netamente del Campeonato Intercontinental.

La lucha comienza como tenía que haber empezado. Un Jericho déspota y confiado era quien tomaba la delantera contra un Mysterio que se notaba contrariado, quizás temeroso, pues era lógico. Quien tenía mucho más por perder era él, ya que era su preciada máscara la que estaba en juego, mientras la gloria de convertirse nuevamente en el Campeón Intercontinental había pasado a un segundo plano en su cabeza.

Producto del dominio inicial de Y2J, Rey pretende sacar ventaja y aprovechar la mínima oportunidad de contrarrestar, pero la inteligencia y astucia de Jericho lo atrapaba en una lucha que, antes que física, por muchos momentos era mental. Burlesco y grosero, y metiéndose con el público mientras humillaba a un alicaído Mysterio. Qué tremendo heel era Chris. Notable es poco.

Conforme va transcurriendo el combate, las acciones empiezan a equipararse y, cada uno, empieza a buscar la victoria tan ansiada, por momentos, desesperada. La rapidez de Rey chocó durante todo el combate con el oportunismo de Jericho, lo cual, hizo que el enfrentamiento siga por una línea constante de psicología e intensidad digna de un main event.

Uno de los mejores momentos viene cuando Rey Mysterio, luego de intentar un Springboard Splash, es recibido con una brutal ‘Codebreaker’ en el aire. La derrota estaba asegurada. Se acababa todo, y así, empezaba una nueva era de un Rey Mysterio al descubierto. PERO NO… Rey se negaba a caer para alegría de todos, menos para el paleto vestido como taco en el Royal Rumble de este año.

Jericho intentaría una última artimaña para hacerse de la victoria, al quitarle la máscara a nuestro enmascarado favorito, pero esta vez, fue la astucia de Mysterio que ganó, pues tenía una segunda máscara por debajo. El nefastito de Nachito diría: “Pero es que igual todos nos dimos cuenta que Mysterio se quedó con una máscara alterna”, y está bien, todos pudimos darnos cuenta, pero notar que el shock se lo tenía que llevar Jericho, no nosotros.

Rey aprovecharía la distracción de Jericho de este hecho y le aplicaría unas dropkicks. 619, Springboard Splash, y para la casa. Nuevo campeón y nuevo MOTYC del 2009.

Valoración: 5 jumbitos (aunque le duela a Nacho).

1. Chris Benoit (c) vs Chris Jericho, Ladder Match, Royal Rumble 2001.

Por Rockstar.

La mítica ladder match entre Jericho y Benoit, combate laureado en todos los foros, publicaciones y por los fans, comentado como uno de los combates que sí o sí deben verse. Acá sus motivos:

Me ha parecido una joya adelantada a su época o atrasada tal vez, con la simpleza de una Golden o New Generation Era, sin tanta parafernalia de una Attitude o Ruthless Agression , con la calidad estética de los grandes combates de esta “Reality Era”.

Vamos al contexto, año 2001, un año antes los Hardys, Dudleys y Edge & Christian tiraban la casa por la ventana en las TLC, lo mismo harían dos meses después en Wrestlemania 17. Eso se suma a los ladder de No Mercy 1999 y Wrestlemania 2000.

Con esos precedentes, era más o menos fácil imaginarse lo que harían los canadienses en esta lucha, donde seguramente iban a romper todo con spots asombrosos para seguir la tendencia, pero no, acá sucede todo lo contrario. Vamos a los detalles.

Primer detallazo que me encantó es que sólo usaron una escalera, una! Una!!! Actualmente te llenan los combates de escaleras por todos los costados del ring, es como si te dijeran, vayan a hacer su show, y después preocúpense de subir la escalera y agarrar el título… Pero en esta ocasión, tenemos un match que empieza como una single, prosigue con un limbwork de Benoit sobré el hombro del León, para luego encontrarnos con el primer intento del Rabid Wolverine para subir la escalera, este sería el punto de inflexión, cuando Y2J lo intercepta y lo bota. Empieza otro match, en el que se dedican a usar la escalera como arma, la usa uno, la usa el otro, falla uno, falla el otro, además, con spots bastante interesantes y novedosos.…

El combate sigue con la misma tendencia, lo que lo hace muy entretenido, no hay tiempos muertos, las Walls of Jericho sobre la escalera vendría siendo la guinda de la torta, y es un pedazo de momento, porque la continuación es Benoit cayendo y empujando la escalera con lo que le queda de energía en su pie y así logra derribar a Y2J. La batalla sigue hasta que finalmente luego de varios momentos divertidos, el GOAT consigue derribar a Benoit por última vez consiguiendo que caiga en ringside para así subir por la escalera y alcanzar el campeonato.

Ciertamente no es la lucha más espectacular de todos los tiempos, pero es perfecta, porque no hay nada más que puedas agregarle, el selling fue prácticamente siempre limpio por parte de ambos, las ofensivas estuvieron tremendas, hubo innovación, tensión, coherencia, golpes stiff, etc.

Si lo miras desde lejos, puede que este sea uno más de los tantos buenos combates que tienen Jericho y Benoit, pero el ejercicio es verlo al detalle, y apreciar el gran desarrollo que pintaron estos artistas. Un ladder match diferente, la mejor en su estilo.

Valoración: 5 jumbitos.

Por Hit.

Para mí, este es el mejor ladder match en la historia de WWE y por su parte, el mejor match por el título Intercontinental. Los participantes, la rivalidad y el ambiente que genera la lucha hace que sea el número uno en mi top personal, que por cosas del destino, también coincidió con el top de esta página.

Este es el punto final (al menos en un 1 vs 1) de un feudo que se prolongó durante la mayoría del año 2000. Con esto, queda muy claro que la rivalidad es muy intensa y personal, lo que ayuda a que Jericho sea el tercer luchador más over de WWE en ese entonces (solo detrás de Austin y The Rock, lo cual es un tremendo mérito) y que Benoit sea uno de los heels más relevantes de la empresa.

En cuanto al combate, creo que es una lucha redonda. No tiene ningún errorLa acción comienza de manera rápida, respetando al feudo previo. Nunca hay un dominador absoluto, ya que ambos tienen fases de dominio durante el transcurso del match, es decir, ambos tienen las mismas posibilidades de ganar. Un punto a destacar son los limbworks que realizan: Y2J trabaja la parte de la espalda o el torso (para poder aplicar con mayor efectividad la Walls of Jericho, mientras que Benoit trabaja los hombros (una de las extremidades que castiga la Crossface). Para lograr esto y en definitiva, para “maltratar” al rival, utilizan los esquineros, la escalera, escalones, barreras del ringside o una silla.

Hay 3 spots que son destacables: 1) El chairshot de Y2J hacia Benoit, cuando realizaba el suicide dive, 2) el Walls of Jericho desde la cima de la escalera y 3) el Diving Headbutt de Benoit desde la escalera (que finalmente, no logra conectar con Jericho). Después de algunos intentos (por parte de ambos) para alcanzar el cinturón, es “el Virus del nuevo Milenio” el que lo consigue finalmente, luego de algunos silletazos al “Rabid Wolverine” y después de empujar la escalera (cayendo en ringside) y poder así, tener la vía libre para conseguir su cuarto título Intercontinental y aumentar su lista de palmarés dentro de la empresa del buen Vince.

La lucha lo tiene todo: Brutalidad e intensidad (reflejados en buenos spots), drama, ambiente prendido, buen selling por parte de ambos, respetan la rivalidad, entre otros aspectos. Creo que solo faltó un poquito de sangre, pero es un detalle tan minúsculo que no puede modificar mi percepción sobre el match.

En definitiva, es un gran cierre para la mejor rivalidad por el título Intercontinental durante la Attitude Era y para una de las mejores rivalidades por el título en la historia de la compañía.  

Valoración: 5 jumbitos.

 

Licenciado en Ciencias Jurídicas. Conocido en otras páginas como Hit. Seguidor de Tony Soprano y de Ricardo Meruane.

Comments

Noticias de WWE, Resultados Raw, Smackdown, NXT Y AEW. Reviews de PPV de WWE y Artículos sobre Lucha Libre. WWE Noticias, Resultados RAW, Resultados SMACKDOWN, WWE NXT, WRESTLEMANIA, AEW Dynamite, TNA, NJPW y más Lucha Libre. Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies -- Sobre Nosotros - Contacto

Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2020

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad