Connect with us

Hi, what are you looking for?

NJPW

Kaze Ni Nare: los mejores combates de Minoru Suzuki (parte 3 y final)

En esta última parte del especial de Minoru Suzuki, llegamos a su top 5. Los que para mí, son los cinco mejores combates de su carrera.

Y llegamos a la última parte de este recorrido por lo mejor de Minoru Suzuki. Para esta última ocasión contaremos también con algunas reseñas de Nameless, quien en unas 400 ocasiones ha dicho ser gran fan de Minoru. Ahora sí, vamos con ese top 5.

5. Kazuchika Okada (c) vs Minoru Suzuki, IWGP Heavyweight Championship, NJPW, New Beginning in Sapporo 2017.

Por Ignacio Salvo.

El Suzuki Gun regresó por todo lo alto a NJPW, atacando tanto a Okada como su facción Chaos. Y es que el objetivo de Minoru no era otro que el cinturón máximo de la compañía. Generalmente no es mucho lo que ocurre en medio de las rivalidades de la empresa entre un gran combate y otro. En cambio, el build-up de este match incluyó ataques de Suzuki a la pierna derecha del Rainmaker en todos los show del Road. Para New Beginning la estrategia había demostrado tener éxito, con Okada llegando al ring con el muslo y la rodilla totalmente vendados. El Rainmaker llega con Gedo y a Suzuki le sigue Taichi.

El combate comienza con tímidos acercamientos, hasta que Minoru decide lanzar a Okada al piso y comenzar a torturar con un brutal Leglock. Pero el Rainmaker zafa al poco tiempo y la situación solo ha provocado su ira. Ataca con todo a su rival y cuando tratan de sorprenderlo con el Armbar entre las cuerdas lo patea hacia ringside. Los primeros minutos son redondos para él, hasta que una distracción con Taichi pierde de vista a su rival. Momento que es aprovechado por Suzuki para atacar con toda clase de objetos la pierna lesionada. Okada vuelve arrastrándose al ring y un infierno de sumisiones a la pierna se libera para él.

Finalmente, Okada logra ponerse de pie y batirse a golpes con su torturador. Suzuki es consciente de que sus intentos de romper la pierna del Rainmaker han fracasado y se lanza a la carga para el Gotch Style Piledriver. Pero Okada le agarra la mano y convierte en Lariat. No suelta la mano y Minoru golpea con bofetadas, pero le cae otro Lariat. Se viene el Rainmaker definitivo y Suzuki revierte en un movimiento enfocado en alcanzar la pierna, pero es enganchado en German Suplex y finalmente en el Rainmaker definitivo. Gran encuentro que con unos minutos menos hubiese estado entre los mejores del año.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

4. Minoru Suzuki vs Kazuchika Okada, NJPW, G1 Clímax 27, día 16, 2017.

Por Ignacio Salvo.

Quizás el mejor rival de Suzuki es Tanahashi, pero el rival que más se repite en este top es Okada. El escenario es un G1 Clímax donde Minoru ya está eliminado y Kazuchika a una victoria de ganar. A pesar de lo anterior, las chances de ganar no las tenía Okada quien con una espalda lesionada había sufrido mucho más el desgaste del torneo. Como buen torturador, Suzuki no desaprovechó la oportunidad y dejó sus habituales ofensivas a brazos o piernas por la espalda. Con su característica coherencia cambia moves habituales por otros que no lo son para adecuarse al limbwork, incluyendo un brutal Camel clutch usando la barrera de las gradas.

Aún vendiendo la espalda, Kazuchika comienza a dar vuelta el combate y le da con todo al cuello de Suzuki ganando confianza. Incluso, tal como ocurrió en su match del G1 Clímax 2004 Okada le aplica su propia versión del Gotch Style Piledriver. Suzuki furioso entonces le copia el Tombstone Piledriver para seguir con lo que sería un buen planteado tira y afloja. Si bien ambos no pueden aplicar sus respectivos finishers, hay muy buenos nearfalls con Kazuchika aplicando dos lariats (de esos que parecen Rainmakers pero que no lo son) seguidos y Minoru haciendo el sleeper con suplex que suele noquear a sus rivales.

El tiempo límite se acerca y un debilitado Suzuki trata de sacar la victoria vía striking. El duelo se alarga y tratan de aprovechar desesperadamente los últimos minutos, situación que concluye con Okada aplicando el Rainmaker. Pero el cansancio puede más y no consigue reponerse para llegar a la cuenta de 3 antes del término por límite de tiempo. Lo largo del duelo de striking puede considerarse un defecto dado que  claramente no se lo toman tan en serio, aunque en mi interpretación es parte del gimmick de Minoru forzar esa situación ya que está eliminado por puntos así que lo único que le importa ahora es destrozar a Kazuchika.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

3. Hiroshi Tanahashi (c) vs Minoru Suzuki, IWGP Intercontinental Championship, NJPW, New Beginning in Sapporo 2018.

Por Ignacio Salvo.

Luego de perder el título Never Suzuki aspiró a una presa más grande. Pero retar a Tanahashi no solamente significaba luchar por el Intercontinental, sino que además el revivir un combate legendario. Como suele ocurrir con los combates que tienen un gran precedente (en este caso el de King of Pro-wrestling 2012), había muchas expectativas. Pero a la vez el mismo match asumió su papel de “secuela” y se ven detalles que nos recuerdan lo del 2012. Eso se ve especialmente en el hecho de que Suzuki parte atacando nuevamente el brazo, a pesar de que la lógica (por la lesión previa) indicaba que fuera inmediatamente a la pierna.

La primera parte entonces es un resumen de lo que se dio en King of Pro-wrestling con la guerra de limbworks entre pierna y brazo. Todo esto es muy bueno, pero lo realmente genial ocurre cuando Hiroshi le está ganando y hace el Crossbody High Fly Flow que derriba a Suzuki. Y justo cuando tenía el combate en la palma de la mano, comienza a vender la pierna. Al ejecutar el move previo al finisher había caído sobre su rodilla ya lesionada. La storytelling de la lesión repentina no es nueva, pero definitivamente funciona mucho mejor cuando el tipo que se aprovecha de ella es un heel con gimmick de sádico y experto en sumisiones.

El duelo se convierte en una carnicería con Suzuki dejando de lado el brazo de Hiroshi y ensañándose con la pierna a base de sumisiones. Además, como es usual el selling de Tanahashi es oro puro. Acá no hay redención del face y es que cada uno de los intentos de Hiroshi de remontar el match se ven horriblemente frustrados. Su Cloverleaf se encontró con una reversal dirigida a su pierna que provocó un pin que casi le costó el combate y solamente una patada en esa misma pierna bastó para desarmar su Tiger Suplex. Tanahashi estaba tan dañado que ni siquiera hizo falta el Sleeper para aplicar el Gotch Style Piledriver.

Desde hace años el finisher de Minoru está muy protegido y se entiende que luego de aplicarlo tiene ganado el combate. Pero no se conformó con eso, de forma sádica quería destruir esa pierna. Así que llevando el combate a un nuevo nivel de psicología le hizo un Kneebar pero Hiroshi prefirió seguir en agónica resistencia y se acercó a las cuerdas. Entonces Suzuki terminó de destrozar las esperanzas del público llevándolo de nuevo al centro del ring para un nuevo Kneebar. Fue entonces con Tanahashi inmóvil que el referee decidió parar todo. Lo increíble es que aún con lo desbordante del match no superaron lo del 2012.

Valoración: 5 jumbitos.

2. Minoru Suzuki vs Aj Styles, NJPW, G1 Clímax 24, día 7, 2014.

Por Paolo Nameless.

El bloque B de esta versión del G1 Clímax nos ofrecería lo que para muchos era un combate de ensueño. AJ había firmado hace poco más de 4 meses con NJPW y ya en su primer enfrentamiento había conseguido alzarse como campeón máximo, por lo que llegaba al torneo no solo con el IWGP Heavyweight en su cintura sino que también como el wrestler más creíble de la compañía. Al frente tenía a Minoru Suzuki, que pese a no tener importantes logros en New Japan era visto como uno de los luchadores más difíciles del bloque, no solo por lo que ofrecía en el ring sino que porque detrás suya estaba el Suzuki-gun resguardando su espalda.

Al sonar la campana es evidente que el público está de parte del local, algo muy frecuente cuando un japonés se enfrenta a un gaijin. Minoru comienza lanzando golpes de inmediato, pero recibe como respuesta una dropkick de AJ que lo saca del ring. Rápidamente Styles toma la ventaja castigando por minutos al líder del Suzuki-gun. MiSu logra revertir la situación y se lleva a AJ al ringside, lanzando a su oponente en contra de las barreras metálicas e incluso castigándole con una silla como si se tratara de una lucha con objetos. Ya de vuelta en el cuadrilátero, Suzuki sigue castigando a Styles esta vez con llaves a ras de lona.

El match toma  un mayor ritmo luego cuando AJ le comienza a responder a Minoru, hasta que éste interpone a Red Shoes, quien termina noqueado. Esto le da la oportunidad al Suzuki-gun de intervenir, aunque rápidamente el Bullet Club los saca del ring. Tras unos minutos en que MiSu intenta romperle los dedos al fenomenal, se viene uno de los mejores momentos de la lucha cuando AJ va por su Phenomenal Forearm, que termina revertido en un simple pero doloroso Fujiwara Armbar. Con AJ ya debilitado, Minoru lo asfixia con una Sleeperhold para luego ir por una Gotch Style Piledriver, movimiento que el “Phenomenal One” logra impedir.

「suzuki vs aj」の画像検索結果
Suzuki vs AJ.

AJ trata de ejecutar el Styles Clash, pero el japonés lo impide al agarrarle el tobillo y ponerlo en un Ankle lock, para después pasar a un Armbar. Styles a duras penas logra levantar el cuerpo de su rival y termina realizando un Styles Clash poco ortodoxo. Por el dolor de su brazo ni siquiera alcanza a ir por la cuenta de tres y es Minoru quien se levanta primero. Comienza otro intercambio de golpes que termina con golpe con el puño cerrado de MiSu, lo cual es repudiado por el público. Y luego la Pelé Kick de respuesta con el segundo Styles Clash para cerrar el combate.

Este match para mi es fácilmente el mejor de ese año y el mejor que tuvo AJ Styles en su paso por NJPW, por lo que es un combate de vista obligatoria si es que no seguiste al “Phenomenal One” en su paso por Japón.

Valoración: 4 jumbitos 3/4+.

Por Ignacio Salvo.

El líder del Suzuki Gun frente al del Bullet Club. AJ siendo un recién llegado había ganado el IWGP Heavyweight Championship pero aún no se consolidaba como una estrella a ojos de los fans. Hasta que en un duelo del G1 le tocó el veterano Suzuki y tuvieron lo que muchos considerarían el MOTY del 2014. El match comienza dominado por Styles y su velocidad desbordante, hasta que en un intento de Phenomenal Forearm, Minoru lo agarra y le hace el Armbar a través de las cuerdas. Ahora Suzuki es el dueño del combate y destroza ese brazo lastimado, llegando al grado de usar un Armbar metiendo el brazo en una silla.

「suzuki vs styles」の画像検索結果

A diferencia de lo usual en NJPW, AJ no tiene una agónica carrera para volver al ring antes de la cuenta de 20. En vez de tratar de vendernos que Styles se salva en el último momento, Aj vuelve al ring para seguirse matando con Minoru usando su brazo bueno. La falta de esas pausas largas, el ritmo intenso y el buen uso que en general se le da al tiempo, ayuda a que solo en 16 minutos puedan dar un match tan complejo. Lo innecesario tampoco tiene lugar, especialmente en lo que respecta a las intervenciones del Bullet Club y el Suzuki Gun, las cuales se acortan lo justo para que ambos stables hagan acto de presencia.

Si el limbwork fuera un arte, Minoru sería Miguel Ángel. Lo que hace con el brazo de AJ es una mezcla de precisión, variedad y esas dosis de crueldad únicas. El tipo ve que Styles le está apuntando con el dedo de la pistola del Bullet Club y lo agarra convirtiéndolo en una sumisión en la que no solo tira del brazo sino que del mismo dedo. Styles pasa por el tormento contra su brazo derecho hasta que luego de una secuencia su otro brazo cae en Armbreaker. El error es aprovechado genialmente por Aj, ya que al no ser su brazo dañado el castigado puede levantar el peso de Suzuki y le hace un improvisado Styles Clash.

Styles está demasiado adolorido para intentar cubrir tras aplicar su finisher, pero ha logrado dañar a Minoru. Ambos se levantan dificultosamente y se meten en un intercambio de golpes que va ganando Suzuki, en gran parte porque AJ (tal como lo ha hecho el resto del match) solo puede golpear con el brazo izquierdo. Hasta el  golpe de puño cerrado de Minoru , la distracción del referee y la Pelé Kick de Styles. Finalmente, el Styles Clash cerró a favor de Aj lo que fue probablemente el mejor combate de su carrera.

Valoración: 5 jumbitos.

1. Hiroshi Tanahashi (c) vs Minoru Suzuki, IWGP Heavyweight Championship, NJPW, King of Pro-wrestling 2012.

Por Paolo Nameless.

UNA PUTA OBRA MAESTRA. Esas son las primeras palabras que se me vienen a la mente cuando pienso en este combate. No por nada lo considero uno de los mejores enfrentamientos que he visto en mi vida. En ella se enfrentan el que por ese entonces era el ace absoluto de la empresa y campeón máximo Hiroshi Tanahashi, contra uno de los heels con el peor carácter que el wrestling ha visto.

Desde el primer minuto Hiroshi se muestra muy confiado e incluso por momentos algo arrogante, ya que en frente tiene a alguien con un físico bastante inferior al de él. Tras un par de minutos de llaveo, Tanahashi comienza a provocar a Minoru al usarlo como guitarra mientras realiza su taunt. Esto último más que hacerle gracia al líder del Suzuki-gun lo enfurece aún más, al punto de momentos después comenzar a atacar el brazo de Hiroshi con una llave ilegal en las cuerdas. Ya habiendo encontrado el punto débil del “Ace of the Universe”, Suzuki comienza a atacar su extremidad con la barrera metálica y lo mismo hace tras traer a su rival de vuelta al ring. Es aquí cuando MiSu demuestra su creatividad y comienza a someter el brazo de Hiroshi bajo varios golpes y llaves para ganar ventaja en la lucha.

Tras varios minutos donde Minoru no hace más que golpear y debilitar el malogrado brazo del ace de la empresa, llega el momento de Tanahashi cuando logra detener una patada de su rival y ataca su pierna. Los siguientes minutos serán solo de Hiroshi aprovechando de atacar el punto débil que tiene MiSu, hasta que este último logra nuevamente ponerlo bajo una llave e intenta con sus dientes quitarle la venda que llevaba en su brazo izquierdo. Ya con ambos wrestlers luchando con extremidades adoloridas la situación se vuelve más pareja y ambos se enfocan en golpear el punto débil del otro.

El momento más dramático hasta ahora ocurre cuando Tanahashi realiza una Figure four que por momentos nos hace pensar que Suzuki se rendirá. Tras minutos de castigo, Minoru logra alcanzar la cuerda. Ya en este instante MiSu a duras penas puede mantenerse en pie. Aún así comienza a tener su segundo aire y le lanza varios golpes a Hiroshi, el cual apenas responde. Aquí otro gran momento de la lucha cuando Suzuki pone a Tanahashi en una Sleeper Hold para luego derribarlo y seguir con el candado. Es en estos momentos donde muchos creen que Hiroshi cederá y perderá su campeonato ¡pero no!, con sus últimas fuerzas logra llegar a la cuerda para interrumpir la llave.

Minoru se dedica a castigar a su rival con una metralleta de slaps, para cuando intenta ponerlo en posición de Gotch Style Piledriver. Pero Tanahashi evita el finisher en dos ocasiones y redirige sus ataques a la pierna. Hiroshi va por su High Fly Flow pero Minoru lo recibe con sus rodillas. Nuevamente el líder del Suzuki-gun le lanza slaps y por el cansancio Tanahashi cede rápidamente, pero aprovecha las cuerdas para por última vez golpear la rodilla de su rival. Sube a la esquina y ¡High Fly Flow sobre Minoru que estaba de pie! Sube otra vez al esquinero y ejecuta nuevamente su finisher, ¡1, 2, 3!

Obviamente a todo quien esté leyendo esto le recomiendo que deje a un lado lo que está haciendo y vea este match, ya que no solo estará en presencia de uno de los mejores combates del 2012, sino que podrá ver uno de los mejores combates que el wrestling moderno nos ha ofrecido. También destacar que este match es fundamental para que NJPW volviera a ser considerada como la mejor empresa japonesa y la segunda más importante a nivel mundial. Por lo tanto, si recién comenzaste a ver New Japan, esta lucha es uno de los pilares fundamentales para el éxito de la empresa.

Valoración: 5 Jumbitos y mucho amor.

Por Ignacio Salvo.

Creo que (salvo alguna locura mía) no había duda posible sobre la primera posición del top. Hablamos de un candidato indiscutido a combate de la década. Luego de que Tanahashi ganó en Wrestle Kingdom 6 volvieron a verse las caras en el G1 y Suzuki fue uno de los pocos participantes que logró vencer al hombre de la cabellera que además era campeón vigente. Esa victoria justificó una oportunidad por el título máximo de la compañía. Hiroshi además llegaba con un brazo vendado vendiendo una lesión.

関連画像

El match comienza dominado por Hiroshi, quien aprovecha de humillar a su rival. Mientras sostiene a Minoru con un Abdominal stretch toca su guitarra imaginaria. La gracia no le sienta bien a Suzuki y hace un ataque más frontal que desemboca en un Armbar al brazo lesionado entre las cuerdas. Luego, esa misma extremidad fue sometida a diversas sumisiones y algunos pisotones. Destaco un momento en que Minoru le sacó un Kimura y mientras lo sostenía se dedicó a morder el vendaje de Tanahashi. No obstante el limbwork es un juego que se puede jugar de a dos y Hiroshi le paga con la misma moneda a su pierna.

Aún limitado por su pierna, cara a cara Suzuki sigue teniendo la ventaja en el contacto directo por tener los dos brazos sanos. La cual capitaliza atrapándolo con su Sleeper Hold que luego transforma en suplex para tenerlo atrapado en el suelo. Pero aunque a momentos Tanahashi pareció desmayarse logró revivir y llegar a las cuerdas. Hiroshi luego hace un comeback y le devuelve la mano. Con una Frog Splash a la pierna de Minoru, el daño al brazo de Tanahashi parece algo menor. Y luego lo termina de cerrar con una Figure four que por varios minutos tuvo en un infierno a Suzuki.

Suzuki trata de robarse el match a golpes, los cuales son tantos y tan duros que dejan a Hiroshi grogui pero Minoru lo vuelve a levantar y le sigue dando. Hasta que lo considera listo para la Gotch Style Piledriver, pero solo se encuentra con Tanahashi quebrando su pierna. El primer High Fly Flow falla con Suzuki poniendo las rodillas, pero Hiroshi retoma el control pillando su pierna en las cuerdas. Se acerca el segundo High Fly Flow y Suzuki está incorporándose, pero con la pierna destrozada ya no puede esquivarlo. El tercero sentencia la victoria de Tanahashi. Un final épico y a la altura del mejor combate de la carrera de ambos.

Valoración: 5 jumbitos.

También te puede interesar, la revisión del G1 Climax 21. Ahí, Minoru Suzuki brilló en un encuentro con Shinsuke Nakamura, que se me pasó a la hora de armar este top.

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Written By

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments

Relacionado

+ Lucha Libre

El otro miércoles será un día importante para Shibata.

+ Lucha Libre

Resultados de la novena jornada del NJPW BOSJ. El Main Event tuvo al Desperado y a BUSHI.

+ Lucha Libre

Análisis de lo bueno, malo y feo de NJPW en este 2021. Como la empresa ha logrado sobrellevar la pandemia pero con algunas decisiones...

+ Lucha Libre

Resultados día 8 de la NJPW World Tag League Llegamos a la octava jornada de la NJPW World Tag League. El torneo por equipos...

Noticias WWE, Resultados Raw, Smackdown, NXT Y AEW. Noticias UFC, Resultados UFC. Reviews de PPV de WWE y Artículos sobre Lucha Libre. WWE Noticias, Resultados RAW, Resultados SMACKDOWN, WWE NXT, WRESTLEMANIA, AEW Dynamite, TNA, NJPW y más Lucha Libre. Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies -- Sobre Nosotros - Contacto

Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021