Connect with us

NJPW

Top 10: mejores combates de NJPW en el 2018

Published

on

Sean bienvenidos a nuestro top 10 de los mejores combates de NJPW en el 2018. realizado por Alberto Tamame (King) e Ignacio Salvo (Nacho Meñique). Hemos combinado nuestras apreciaciones personales para generar este ranking que pretende recopilar lo mejor del año en la compañía nipona.

Menciones honrosas:

– Minoru Suzuki (c) vs Hirooki Goto, IWGP NEVER Openweight Championship, Wrestle Kingdom XII.
– Kazuchika Okada (c) vs Tetsuya Naito, IWGP Heavyweight Championship, Wrestle Kingdom XII.
– Zack Sabre Jr. vs Tetsuya Naito, New Japan Cup, octavos de final, día 3.
– Will Ospreay (c) vs KUSHIDA, IWGP Jr. Heavyweight Championship, Pro Wrestling Dontaku.
– Hiromu Takahashi vs Taiji Ishimori, Best of the Super Junior, Final, día 14.
– Zack Sabre Jr. vs Kazuchika Okada, Strong Style Evolved UK, día 2.
– Zack Sabre Jr. vs SANADA, G1 Clímax 28, día 6.
– Hirooki Goto vs Tomohiro Ishii , G1 Clímax 28, día 6.
– Hiroshi Tanahashi vs Kazuchika Okada, G1 Clímax 28, día 17.
– Kota Ibushi vs Hiroshi Tanahashi, G1 Clímax 28, Final, día 19.

10- Kenny Omega (c) vs Chris Jericho, no DQ, USA Championship, Wrestle Kingdom 12.

https://www.dailymotion.com/video/x6cnb7h

Por Nacho Meñique:

Más allá de lo técnico, lo primero que brilla en este combate es su atmósfera. Alpha vs Omega es un duelo entre las estrellas de dos mundos distintos, un icono de WWE contra el principal gajin de NJPW. Como si lo anterior no bastase, también había un duelo generacional entre el ídolo y el luchador más joven a quien había inspirado (muy similar al Jericho vs Michaels de Wrestlemania).

El combate tuvo una estructura que sacó lo mejor de ambos luchadores. Omega hizo de un face dominado que debe luchar contra viento y marea, y ahí el público pudo saciar sus ganas de apoyarlo. Ser dominado, además permitió que él con su mayor resistencia física se comiera los spots más peligrosos. Jericho por otro lado, generaba dudas con su condición física y sorprendió con una gran performance. Dio cátedra como heel, a través de trampas, ataques al personal externo y burlas contra Kenny. Por otro lado, igual deja una ofensiva coherente buscando constantemente las Walls of Jericho para reforzar el daño al torso y espalda de Omega.

El match llega a su mejor nivel cuando Omega se rompe la cara y su rival no se demora en tratar de sacar partido. Notables son las escenas de Jericho pisando la cabeza de Kenny mientras aplica su sumisión o golpeando contra la silla en el esquinero una y otra vez el rostro ensangrentado. Y no hay que olvidar el gran final, con Omega frustrando el Lionheart y sacándose un One Winged Angel del bolsillo. Épico y en el buen sentido.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

9- Tomohiro Ishii vs SANADA, G1 Clímax 28, día 18.

https://www.dailymotion.com/video/x6s42ae

Por King:

SANADA vs Ishii quizá no sea digno de estar entre los 10 mejores combates del año y es un duelo con ciertas fallas, pero se ha ganado un hueco por ser uno de los pocos combates del G1 que supieron aprovechar el formato que te brinda el torneo.

Ishii ha tenido otros grandes combates en el G1 que también se han salido de una duración larga o una estructura más típica, pero su choque con SANADA encapsula demasiadas cosas buenas. Es, en mi opinión, el mejor combate de la carrera de SANADA, siendo divertidísimo, enérgico y con una construcción muy buena.

Los dos aportan en medidas muy similares sus estilos, intentando además superar a su oponente en sus virtudes cuando tienen la oportunidad, lo que genera un match que junta emociones y momentos geniales.

Un combate ideal para disfrutar sin necesidad de contexto.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

8- Hiroshi Tanahashi vs Minoru Suzuki, G1 Clímax 28, día 1.

https://www.dailymotion.com/video/x6qp3cq

Por Nacho Meñique:

Algo que aprecio del wrestling es la innovación y en este caso, ambos se alejaron de la fórmula clásica para tener otro tipo de genialidad. Desde el inicio Suzuki sale a matar y luego de rápidas secuencias lo consigue: atrapando la pierna de Tanahashi que le “lesionó” anteriormente. El limbwork de Minoru es genial, puesto que sin soltar la extremidad hace transiciones entre Knee Bar, Ankle Lock y STF. Y es muy largo para haber comenzado a dos minutos del inicio del encuentro. Es algo que trae la sensación de un shock inevitable, más considerando que ese año Hiroshi ya había tenido tres grandes derrotas (las tres de hecho, aparecen en este top).

Justo cuando parecía que The ace of Universe iba a tener un nuevo episodio humillante en su carrera, hace lo que no pudo en Sapporo y da vuelta el encuentro. Por un lado, Suzuki se confía y deja el limbwork un poco de lado para tratar de aplicar la Gotch Style Piledriver. Y además están las Dragon Screw de Tanahashi; la primera le sirve para descansar y la segunda es uno de los momentos del año. La pierna de Minoru se dobla en un angulo extraño, a lo que le sigue un grito de dolor. He leído la crítica de que Hiroshi tuvo muy poca ofensiva para una victoria tan contundente, pero creo que ese spot lo justifica. El combate termina justo en su clímax.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

7- Zack Sabre Jr. vs Kota Ibushi, New Japan Cup, cuartos de final, día 6.

https://www.dailymotion.com/video/x6gckds

Por King:

Los Ibushi vs Sabre no decepcionan casi nunca y la parte II de esta saga lo corrobora. Sabre acababa de lograr una gran victoria ante Naito y estaba en vías de su gran consolidación en forma de NJ Cup, pero muchos no vimos esta victoria como algo definitivo.

Sabre venció a otra gran estrella de la compañía de un modo imperial, al igual que hizo con Naito y luego haría con Tanahashi. Kota probó por qué es uno de los mejores babyfaces de Japón, haciendo que en cada momento pudiéramos empatizar con su lucha. Por supuesto, también hubo acción sobresaliente y los diferentes perfiles de ambos lograron formar un todo muy orgánico y divertido.

Un combate de wrestling con todas las letras y que creo que ha envejecido realmente bien. La prueba de que siempre habrá hueco para luchadores de este perfil. Cuando la calidad aparece y el estilo es reconocible, es muy difícil que no veamos algo genial.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

6- Zack Sabre Jr. vs Hiroshi Tanahashi, New Japan Cup, final del torneo, día 9.

https://www.dailymotion.com/video/x6gnaa0

Por Nacho Meñique:

Las finales de torneos importantes tienen un gran ambiente, pero muchas veces el encuentro no da la talla. Afortunadamente este no es el caso. Zack y Tanahashi comienzan con matwork, algo que en cualquier big match es típico. Para The Tecnichal Wizard en cambio, es una oportunidad para comenzar su estrategia: atrapar y apretar. The Ace of Universe trataba de tomar la delantera con su buena técnica, pero al igual que otros, tenía a Sabre revirtiendo absolutamente todo. Y si tener a Zack colgado de su brazo parecía un suplicio, las cosas  se ponen realmente feas para Tanahashi en cuanto su pierna “lesionada” falla de nuevo.

Sabre ve la pierna lastimada y cambia el enfoque de su limbwork. Lo que incluso tuvo unos prosaicos pisotones nada que ver con su estilo prolijo, pero muy convenientes para dañar la extremidad. Aún así, la paliza no es tanta como la de Suzuki a Tanahashi en Sapporo. Hiroshi si que pone en aprietos a Zack en un par de ocasiones. Es más, cuando el ace falla el High Fly Flow que le debía dar la victoria, el Wizard no puede capitalizar su oportunidad dorada porque está demasiado cansado. Pero Tanahashi ganando la copa no era más que una ilusión, que ni siquiera su gran corazón pudo hacer su real.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

5- Zack Sabre Jr. vs Tetsuya Naito, G1 Clímax, día 18.

Por King:

La última velada del bloque B fue verdaderamente excelente. Aquí, Naito y Sabre aprovecharon de otra manera la situación del G1. Con Naito necesitando sí o sí ganar, el enfrentamiento tuvo una enorme emoción e idas y venidas.

El choque de personalidades fue excelente y cada interacción fue oro, lo cual fue acompañado por un combate vibrante y muy entretenido. Dos de los mejores luchadores del año en un contexto ideal en el que lograron llevar a buen puerto una idea clara y muy bien ejecutada.

Pocos choques han logrado un equilibrio tan bueno durante el año y, lo que le añade aún más valor, lo hicieron sin necesidad de utilizar fórmulas rebuscadas o abusando del camino llamativo y fácil. Simplemente, un gran combate entre dos grandísimas figuras y que casi siempre fue acertado y brillante.

El mazazo final fue muy duro y muy acorde a todo lo que envolvía, por lo que ese amargor que aún persiste se sintió como el sabor adecuado a los pocos días.

Valoración: 4 jumbitos y medio..

4- Hiroshi Tanahashi vs Kazuchika Okada, Destruction in Kobe.

Por Nacho Meñique:

Duelo clave donde se jugaba el cupo en el Main Event de Wrestle Kingdom. Y a diferencia de los otros que han tenido la estipulación, acá sí que había posibilidades de que Tanahashi perdiera su boleto dorado en favor del ace actual. Después de todo, Hiroshi no lo derrotaba desde el 2015 y había quedado apartado de la órbita del IWGP. Pero por otro lado, este no era el mismo Okada que humilló a Tanahashi en Dontaku. Toda esa soberbia y auto-confianza sufrieron al perder el título, y dieron paso a la desesperación por recuperarlo.

Al poco de comenzar parece que se viene el limbwork a la pierna por parte de Tanahashi, hasta que (una vez más en el año) su propia extremidad falla. Tal como Suzuki y Sabre en su momento, esto hace que el hombre de cabello rojo cambie el enfoque de su ofensiva. Pero a diferencia de ellos, aplicar Figure Fours y golpear las rodillas no es su especialidad. Por tratar de aprovechar la situación, Okada descuida una ofensiva que era ideal para desgastar el cuello de cara al Rainmaker. Lo cual deja ver esa mencionada desesperación por ganar, tal como cuando acorrala a Hiroshi contra las cuerdas y en vez de palmear su pecho para humillarlo (como lo hacía antiguamente), lo golpea.

El limbwork a la pierna de Tanahashi no le da a Okada una ventaja decisiva. El mismo Hiroshi quiere dar a entender que no lo va a quebrar, tanto así que tiene las pelotas de hacer un High Fly Flow para fuera del ring arriesgando su pierna. De aquí en adelante Kazuchika paga la falta de preparación al cuello con varios intentos de Rainmaker que no van a ninguna parte. Y cuando logra asestar uno, levanta a Tanahashi para aplicarle el segundo y se lo revierten en Dragon Suplex. Hiroshi en cambio, aún siendo el dominado se las arregla para saltar una y otra vez, hasta que finalmente Okada es incapaz de oponer resistencia a las High Fly Flow.

Tanto en desarrollo como en resultado, este match representa el mal momento de un Okada más disminuido que nunca. Y en contraparte a un Tanahashi renacido, que luego de sufrir el 2018 esas tres grandes derrotas ahora iba en ruta directa al Tokio Dome. En cierto sentido, este enfrentamiento es el opuesto del de Pro Wrestling Dontaku.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

3- Tomohiro Ishii vs Kenny Omega, G1 Clímax 28, día 14.

https://www.dailymotion.com/video/x6rfb9m

Por Nacho Meñique:

Este combate me recuerda mucho al de la New Japan Cup 2017, en mi opinión el mejor entre ambos. Por entonces Kenny era esa nueva estrella que se estaba comiendo el mundo y el Stone Pitbull un mid-card enredado en rivalidades de bajo calibre. Y fue entonces, que contra todos los pronósticos Omega cayó frente a ese pobre hombre. Un año después Kenny era el campeón IWGP e Ishii seguía tan mal como antes, pero el resultado fue el mismo.

El desarrollo de ambos choques es parecido. En los dos casos Omega devastó largo rato con brutales ataques al cuello, pero Tomohiro lo resiste todo hasta que al final lo da vuelta. Tanto este match como el de la Cup 2017, funcionan porque es una formula que saca a relucir las principales cualidades de ambos luchadores: la ofensiva de Kenny y el gimmick in-ring de Ishii de ganar en los contra-ataques. No obstante, hay diferencias entre ambos combates. Lo primero es que lo de la Cup fue un shock mientras que ahora era un resultado muy predecible. Si Omega ganaba se terminaba el bloque B y sea como sea, la falta de factor sorpresa resta.

Otra diferencia es que ahora el estatus de Kenny era mayor. Y por lo tanto no escatima en faltas de respeto contra un rival a quien considera inferior, escupiéndole o dándole manotazos en la cara. El tercer aspecto divergente radica en el desarrollo del comeback de Ishii. En la cup 2017 ocurre luego de que Omega fallara varias veces tratando de aplicar el One Winged Angel. Ahora en cambio, Kenny no trata de hacerlo antes de tiempo y se dedica a destruirlo con varias V-Trigger. Basta con un solo intento fallido para que se derrumbe su castillo de naipes. Ishii le revierte el One Winged Angel en un Cruxifix Bomb, se toma un respiro e inicia el contra-ataque.

Lariats, un gran cabezazo y el labio sangrando de Kenny cambian totalmente el curso de la acción. Poco antes del final Omega le hace su propia versión del Brainbuster Suplex a Ishii y solo obtiene un 1 de cuenta. Tal como a Tanahashi y su Rainmaker en Dontaku, Kenny falló tratando de usar una técnica que no era la suya. Sin duda, lo mejor del G1 28.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

2- Kazuchika Okada (c) vs Hiroshi Tanahashi, IWGP Heavyweight Championship, Pro Wrestling Dontaku.

https://www.dailymotion.com/video/x6ivrrt

Por King:

El colofón al reinado de Okada. El cierre perfecto para el (por entonces) último capítulo de una saga legendaria. Okada defendía el título para lograr el récord de más defensas en un reinado máximo, el cual ostentaba Tanahashi. Era el único gran rival que le faltaba por derrotar en su reinado y debía ser él quien le enfrentase en este capítulo decisivo.

El combate es el que cualquiera habría soñado para esta entrega, siendo increíblemente reconocible y ofreciendo todo lo que les pedirías a ambos en ese contexto. Una actuación magistral redondeando y evolucionando la fórmula que les ha llevado tan alto, rematada con uno de los mejores finales que he visto en el pro-wrestling.

Tan bueno que, en una pequeña parte, justifica la retención de Okada en Wrestle Kingdom. Una obra de arte de las que perduran en la memoria y te hacen amar un poco más el pro-wrestling.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

1- Hiroshi Tanahashi (c) vs Minoru Suzuki, IWGP Intercontinental Championship, New Beginning in Sapporo.

Por King:

El hype era elevadísimo y, por suerte, estuvieron sobradamente a la altura de las expectativas. El título Intercontinental estaba en un momento excepcional tras la fantástica historia de Tanahashi, logrando recuperar y defender con éxito y brillantez el campeonato blanco tras el “odioso” y estupendo reinado de Naito.  Por su parte, Suzuki venía de perder el campeonato NEVER, pero lleno de odio se lanzó a por Tanahashi en lo que anticipaba un match increíble.

Así fue. El combate es una lección magistral de cómo ser un babyface contra las cuerdas enfrentándose a un heel sádico y violento. Suzuki masacra a Tanahashi al punto de implicarte emocionalmente al punto de dudar si realmente el campeón no está siendo lesionado por el veteranísimo líder de Suzuki Gun.

Una coronación implacable y genialmente trabajada. De lo mejorcito del pro-wrestling mundial en este año. Joya que has de ver sí o sí.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

¿Cuales fueron tus combates favoritos? ¿Qué opinas de los que hemos dejado? Deja tu opinión en comentarios.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Continue Reading
Comments