Lo bueno, lo malo, lo feo y penca de NXT en el 2018

Lo bueno, lo malo, lo feo y penca de NXT en el 2018

Sean todos bienvenidos al penúltimo balance del año, donde analizaremos todo lo que nos dejó NXT este 2018.

El show favorito de la comunidad en Internet tuvo sus cosas buenas, pero también malas. Porque no, no todo fue color de rosas. Empecemos:

Por Walter Merino y Cristóbal Meléndez M.

 

Lo bueno

Shayna Baszler

Por Shut.

Si en el main roster una ex luchadora de MMA ha impresionado a muchos, en NXT su campeona no se puede quedar atrás. Gran año de Shayna, demostrando una enorme calidad y una constante evolución.

Su saga con Kairi se posiciona dentro de lo más destacado del año en la marca amarilla, con enfrentamientos muy sólidos. Sobre ella, ha sido capaz de patentar un personaje “bad ass” eficiente.

Poco reconocimiento recibe porque básicamente escapa de los cánones de la belleza tradicional, una tontera que no deja disfrutar el gran trabajo que viene realizando. Junto a Andrade “Cien” Almas (que en el top tendrá su merecido reconocimiento), los mejores campeones del año.

Undisputed Era líder de una sólida división tag

Por Shut.

Hace años que la división tag viene gozando de muy buena salud, y este 2018, con Undisputed Era como los líderes indiscutidos, no es la excepción. Genial año de Strong (qué bien le vino el turn) y O’Reilly, dejando grandes choques contra Lorcan y Burch, y Moustache Mountain.

Alejándonos de la zona tag, UE como stable me encanta. Definiendo ciertos detalles y corrigiendo algunos temas de bookeo, podríamos estar en presencia del secreto mejor guardado de cara al main roster.

The future is Dream

Por Shut.

El título lo dice todo, mi gran razón para ver NXT. Si bien no fue un año tan redondo y la miopía de HHH en no darle algún campeonato resta peso; también comprendo que recién tiene 23 años. Le queda mucho camino aún.

Es su carisma, sus promos y sus entradas la que nos obliga a colocarlo dentro de lo bueno de la marca. Es imposible no hacerlo.

The Sicilian Psychopath

Por Lone Wolf.

Hace muchísimo tiempo que no veía a un villano tan despreciable (en el buen sentido) en WWE. No cabe duda que el ex miembro de DIY fue uno de los luchadores que más heat generó en el 2018.

La manera de interpretar y transmitir su personaje fueron notables, sumándole el buen nivel in ring que tiene fue capaz de darnos algunos de los mejores combates del año.

A pesar de que la rivalidad con Gargano terminó quemándose (y perjudicando a este último) no cabe duda que su performance a lo largo del año fue brillante.

Triple H y su equipo crearon a un gran villano este año.

Lo malo

Las adquisiciones que no brillan

Por Lone Wolf.

Este año fuimos testigos de varias incorporaciones que buscaban aportar al crecimiento de la marca amarilla.  Algunos han podido brillar (como Ricochet y por ahí Matt Riddle), pero hay otros que no han tenido la fortuna de destacar.

EC3 a pesar de que estuvo over al inicio poco a poco se fue desinflando (más evidente en la rivalidad con Velveteen Dream), a tal punto de aparecer poco.  Keith Lee es otra incorporación que poco ha brillado siendo su choque con Lars Sullivan lo más “destacado” que ha hecho. Dominik Dijakovic es otro con quien han tardado en encontrarle espacio tomando en cuenta que fue contratado en 2017 y recién debutó hace una semana.

El camino de los War Raiders ha sido como una montaña rusa, iniciando de manera tibia derrotando a equipos como The Mighty y Heavy Machinery para alcanzar más altura en su feudo con Undisputed Era, para finalmente volver a donde estaban pero con menos apariciones.

En la división femenina tenemos a Candice LeRae, quien más allá de ejercer el papel de la esposa de Gargano en el feudo de este contra Ciampa no ha realizado nada destacado. Mientras que Marina Shafir y Jessamyn Duke no han logrado captar la atención del público y obtener un papel llamativo mas allá de ser las amigas de Shayna Baszler.

El nivel de aporte de estas nuevas contrataciones ha sido poco y la causa se debe a que NXT se ha llenado de tanto nuevo talento que a veces ya no se sabe que hacer con ellos o como bookearlos, y lo peor de todo es que WWE sigue contratando a lo loco asegurando más luchadores para el 2019. ¿De qué vale que WWE siga contratando a varias estrellas del momento si al final no van a saber darles su espacio para lucir?  

El manejo del título Norteamericano

Por Lone Wolf.

La idea de introducir un título Midcard a NXT era algo que tenía sus pro y sus contras. Por un lado dabas oportunidades a más luchadores del roster a aspirar por él, como símbolo de preparación a mejores planes. Pero apareció un gran problema, y es que con un roster lleno y solo 1 hora de duración de los shows, es difícil armar una rivalidad atractiva por dicha presea.

En mi opinión, el manejo de este campeonato ha terminado teniendo más puntos negativos que positivos a lo largo del año. Adam Cole se coronó como primer campeón en Takeover New Orleans y pese a que el GM, William Regal nos vendió el titulo como un campeonato que traería la mejor competencia para la marca y colaboraría en su crecimiento, este por motivos de exposición y bookeo se sentía poco importante.

Cole no fue capaz de darle ese brillo al título teniendo combates sueltos y sin mucha trascendencia ante tipos como Wolfgang, Oney Lorcan y Danny Burch, haciendo que luciera como un adorno. Con el cambio a manos de Ricochet, parece que la situación ha mejorado… pero aún hay mucho por trabajar para darle prestigio que nos habían prometido al inicio.

Desvaneciendo al campeón

Por Lone Wolf.

NXT Takeover New Orleans fue el escenario donde Aleister Black se coronaba como campeón de NXT, el capítulo final para el “Anti Héroe”  luego de varias rivalidades previas a su gran coronación. El momento de brillar para Black había llegado pero su reinado tuvo la mala fortuna de cruzarse con la rivalidad de Gargano y Ciampa.

Con la rivalidad de los ex miembros de DIY, Black y su reinado pasaron a un plano secundario y el principal foco fueron los otros.  Tras dos defensas ante Eric Young y Lars Sullivan, “The Dutch Destroyer”perdería el título ante Tommaso Ciampa y para sellar su mala fortuna sufriría una lesión que lo sacaría de circulación por varias semanas.

Me pareció mal que se le tuviera que quitar el título a Black en poco tiempo, sabiendo que se le estuvo preparando durante meses dando buenos combates, había potencial para hacer que su reinado fuese algo grande y cuando llegó su coronación no se le dejara brillar como se debe.

Ahora Black ha regresado a la escena titular, pero el daño que se le hizo al cortar su prometedor primer reinado es algo que no podía dejar pasar por alto.

Lo Feo y penca

El bookeo de Gargano

Por Shut.

No me vengan con cuentos, el bookeo de Johnny Gargano ha sido lamentable, dejando en claro que HHH no es ese tremendo booker y salvador de WWE que muchos piensan. Al menos, dudas hay. Acá una muestra.

De ser el más over de principios de año, dando la mejor lucha del 2018 en NXT, y a la espera de conseguir una revancha para por fin alzarse con el título; pasamos a un perdedor que daba lástima y posterior personaje abucheado que viene tanteando la posibilidad de unirse a su némesis. Terrible.

La historia Gargano/Ciampa es una especie de refrito a la historia HBK/HHH (con la salvedad si que a nivel in ring es muchísimo mejor que la sobrevalorada rivalidad de los amiguis DX), y se disfrutó mucho en sus inicios, con dos grandes matches. Pero luego empezaron los problemas, cuando Johnny queda mal parado no consiguiendo lo lógico que era el campeonato. Lo que debe pasar con tu luchador más over, que es terminar siendo el campeón ante el éxtasis de la grada, no pasó. En cambio, tuvimos un ataque ruin y cobarde contra Black, y esta especie de unión de DIY.

Todo ese momentum de Gargano se fue al tacho de la basura y ahora no veo más que a un pelele, un eterno looser que está lejos de ganar el oro. De la redención pasamos a la ridiculez, y eso sin duda debe estar en lo más penca del año (y no solo de NXT).

Top 10

Tanto Walter como quien escribe (Don Mele) elaboraron su top personal. Tras eso, se llegó a consenso según repeticiones y posiciones de los determinados matches. Ranking donde dominan, a mí entender, los mejores luchadores del año en la marca amarilla: Andrade, Shayna y Gargano (especial su primer semestre).

Párrafo aparte para el mexicano, que sin duda es parte de lo bueno en el balance. Un tremendo campeón, que gracias a Zelina entregó un sólido personaje y que a nivel in ring demostró su valía. Me quedé con ganas de ver un reinado más largo y esa revancha con Johnny en Brooklyn (es que vamos, era lo más lógico y necesario).

Acá el listado, con una breve reseña:

10. Andrade “Cien” Almas (c) vs Johnny Gargano, NXT Championship, NXT 21.02.

Porque Almas y Gargano no solo tienen grandes choques en los TakeOver. En este semanal estaba en juego la permanencia de Gargano en la marca. Un match bajo el listón de la joya en Phili, pero que no deja de ser un cierre muy interesante.

Valoración Shut: 4 jumbitos.

9.  Shayna Baszler (c) vs Kairi Sane, NXT Women´s Championship, TakeOver Brooklyn.

Lo de este choque no es menor, porque se logró convertir en el mejor del TakeOver más importante del año (a niveles de marketing). Y es que desde acá se vio la gran química que tenían, sumado a la emoción que significó la victoria de la japonesa. Un placer culpable de muchos.

Valoración Shut: 4 jumbitos+.

8.  Tommaso Ciampa (c) vs Velveteen Dream, NXT Championship, TakeOver WarGames.

https://www.dailymotion.com/video/x6xeght

Bonito duelo, de una rivalidad algo infravalorada. Los dos personajes se marcan a la perfección y la historia te la cuentan desde esa óptica. Quizás el exceso de nearfalls le resta cierto puntaje, no obstante, su calidad no se puede negar.

Valoración Shut: 4 jumbitos.

7. Aleister Black vs Andrade “Cien” Almas (c), NXT Championship, TakeOver New Orleans.

Un combate bastante bueno. Historia de carácter simple pero bien ilustrada donde muestra como Black es superior al ídolo. El campeón al verse acorralado decide recurrir a Zelina para obtener ventaja y es allí cuando Andrade obtiene dominio enfocándose en atacar a la cabeza de Black. El retador ejecuta comebacks bastante buenos utilizando su buen Striking a tal punto que puede obtener la victoria pero Vega vuelve a interferir pero esta vez sin éxito ya que Black la despacha él y a Andrade con el Black mass para la victoria.

Valoración Lone: 4 jumbitos 1/4.

6. Kairi Sane (c) vs Shayna Baszler, NXT Women’s Championship, WWE Evolution.

https://www.dailymotion.com/video/x6wcksl

Shayna tiene un futuro tremendo. Su fuerza es brutal y los castigos que realiza al brazo son espectaculares. Un pelín superior a la lucha en Brooklyn, entregando un resultado mucho más redondo.

Las intervenciones de las amigas de la retadora no molestaron, ayudando al factor más impredecible al enfrentamiento. De los recomendados del 2018.

Valoración Lone: 4 jumbitos 1/4.

5. Moustache Mountain (c) vs Undisputed Era, NXT Tag Team Championship, NXT 11.07.

Grata sorpresa del año, tanto así, que incluso a nuestro Rockstar le gustó harto (un crítico del producto NXT, al menos por interno :v). Bastante emotivo, con un gran hot tag, y una exquisita labor de Strong y Kyle. El final es un deleite, una innovación dentro de un panorama donde la creatividad escasea.

Valoración Lone: 4 jumbitos 3/4.

4. Undisputed Era (c) vs Danny Burch & Oney Lorcan, NXT Tag Team Championship, TakeOver Chicago.

En este match, UE se complementó a la perfección con Orcan y Burch, dos tipos que por primera vez luchaban en un TakeOver. Con un ritmo in crescendo, el enfrentamiento te va a atrapando gracias a secuencias vistosas, golpes duros y toques de dramatismo como si una lucha estelar se tratase.

Uno de los grandes combates tag del año, sin dudarlo.

Valoración Shut: 4 jumbitos 1/4.

3. Tomaso Ciampa vs Johnny Gargano, Unsanctioned Match, TakeOver New Orleans.

Este enfrentamiento lo defenderé siempre, en especial de parásitos como Nacho. Me encanta, y todavía recuerdo todo lo que me generó cuando lo vi por primera vez. Ya en el análisis más en frío, uno puedo analizar ciertos detalles, pero eso no quita que se trata de un primer acto sobre la media de varias luchas tanto de la marca como en WWE.

Valoración Shut: 4 jumbitos y medio. 

2. Tommaso Ciampa vs Johnny Gargano, Chicago Street Fight, TakeOver Chicago.

Acá encontramos todo lo que no pillamos en el wrestling actual y tanto se glorifica. El exceso de épica, locura y finishers por doquier. En cambio aquí tenemos historia, mucha historia, contada desde la forma que debe imponerse: las emociones. Todo está bien calculado, desde la importancia de las muletas, hasta el juego de la venganza-compasión. Guiños a enfrentamientos y segmentos pasados se van haciendo parte de un match que demuestra ese odio que algunos pedían, pero con la misma inteligencia que su precedente.

Valoración Lone: 4 jumbitos 3/4.

Valoración Shut: 4 jumbitos 3/4.

1. Andrade “Cien” Almas (c) vs  Johnny Gargano, NXT Championship, TakeOver Philadelphia.

https://www.dailymotion.com/video/x6duuwn

Una maravilla, de principio a fin. Un combate que encandiló a todos y que perfectamente puede pelear el top a nivel mundial. Por si quiere algo más detallado, tenemos este “En tres miradas” que realizamos a fines de enero. Por mientras, algo que difícilmente debería ponerse en discusión: Este match es el mejor del 2018 en NXT. Por lejos.

Valoración Shut: 5 jumbitos.

Valoración Lone: 5 jumbitos.

Cuando no estamos en temporada de circo, aprovechamos de escribir y hablar de lucha libre. Para muchos, es como si siguiéramos en las carpas, para otros, también.

Lo concreto es que acá les tenemos una amplia variedad de temas sobre las luchitas.

You Might Like These