Lo bueno, lo malo, lo feo y penca de WWE en el 2018

Lo bueno, lo malo, lo feo y penca de WWE en el 2018

De dulce y agraz, con la alegría que significó el regreso de Bryan, a la tristeza absoluta por la marcha de Roman Reigns.

De un primer semestre horrible, a una segunda mitad del año que repuntó llegando a grandes niveles gracias a dos wrestlers en particular. Bienvenidos al balance del 2018 en WWE.

Lo bueno

De Irlanda con amor

En el wrestling hay muchas mujeres, pero una sola ha logrado ser “The Man”.

Para alegría de Rafita y Alex, y por supuesto de varios más, Becky Lynch completó un excelente 2018. Del olvido pasó a la gloria convirtiéndose en el reclamo principal de un alicaído producto. Lo de la irlandesa va más allá de haber obtenido el campeonato nuevamente, porque logró un gimmick potente y un personaje con sus objetivos claros. Acá no importa si es heel o face, es simplemente Becky.

Cuando logras eso, tipo Austin o Lesnar, es porque tu trabajo ya roza la perfección. La ex zanahoria nefasta con confianza, supo mejorar algunos detalles que debía pulir como el manejo del micrófono y las expresiones faciales, siendo en la actualidad una de las mejores en ese apartado. Si nos alejamos de la televisión, su rol en redes sociales es uno de los más inteligentes que he visto por parte de alguien del roster de WWE.

A eso le sumamos que fue la protagonista del mejor segmento del año en la empresa (y uno de los mejores en la historia de RAW).

Becky Lynch Ronda Rousey GIF - BeckyLynch RondaRousey Raw GIFs

El 2018 quedará marcado en fuego para la irlandesa, un antes y un después para una carrera que ahora promete la cima absoluta.

El -it- factor llamado Ronda

Las mujeres la llevan. Por mucho que uno pueda discutir el postureo detrás de la “revolución” de WWE, en mi caso prefiero recibirla con brazos abiertos antes de recordar etapas pasadas que francamente daban pena.

Y si esa apertura tiene a Ronda Rousey como protagonista, bienvenido sea. ¡Qué gran fichaje el de la ex peleadora de MMA! Acá no podemos hablar de futuro, sino de presente. Cada combate suyo es sinónimo de must-see, de un visionado obligatorio para ver lo bien que se desenvuelve en el cuadrilátero.

Fue el gran rostro de Raw, siendo por varios pasajes la atracción principal al momento de ver el show, lo que representa todo un mérito pensando en lo flojo que estuvo.

Ronda se lleva el premio dentro de lo mejor del 2018 .

Becky vs Rousey en WM, por favor.

El “nuevo” Daniel Bryan

EL 2018 tiene otro gran protagonista y es el hermoso de Daniel Bryan. La noticia de que la empresa le había dado el alta para volver a luchar es un momento que difícilmente olvidaré. Las emociones que sentí ese día son indescriptibles. Tras eso, vino la lucha de WM y algo que pocos hicieron notar, su nivel in ring a la altura de lo que significa ser Daniel Bryan.

Muchos se quejaron de su rivalidad con Big Cass o lo desapercibido que estaba. Y puede ser. No obstante, en SD cada uno de sus enfrentamientos dejaba cosas muy interesantes, con pequeñas joyas semanales que mostraban su eterna calidad. Sobre Big Cass, este tuvo el mejor combate de su vida. A eso le sumamos el match de Daniel vs el Miz en Summerslam, y encontramos otro pasaje destacado de su run post alta. Combates con AJ y Rusev en el show azul son prueba de aquello.

Luego vino el turn y la coronación como WWE Champion ante AJ Styles. Movimiento que dejó incertidumbre. En la actualidad no es más que una maravilla. El nuevo Daniel Bryan sirvió para que la compañía tuviera un cierre de año muy satisfactorio si pensamos en lo horrible que fue su primer semestre. Si bien fue salido muy de la nada, el desarrollo hace olvidar eso.

Resultado de imagen para DANIEL BRYAN gif survivor series

Este nuevo personaje de Bryan a la postre resultó muy necesario y beneficioso para un wrestler acostumbrado a los cambios, a sorprender con diversas facetas y demostrar que lo peor que uno puede hacer es quedarse pegado en un concepto. El nuevo Daniel Bryan, como diría un amigo, “es la cumbia”. Un privilegiado nuestro Danielito, aquel que todo lo que hace lo convierte en una genialidad. Y eso muchachos, son escasos en el wrestling.

Amor eterno para usted, American Dragon.

205 Live 

Debo ser sincero en señalar que no he visto su programación completa durante el 2018 y que básicamente la aparición en este balance se debe a las buenas sugerencias de Rafa a través de sus listados. Debido a eso, y en búsqueda de encontrar luchas para el top, encontré muy buenos enfrentamientos y me empapé de sus historias principales. Además, está la ventaja que muchas veces he leído sus resultados, entonces sabía a lo que iba.

Y en ese sentido el show de los cruceros ha significado un aire fresco para el producto, entregando muy interesantes momentos. Si bien creo que tiene algunos puntos por pulir, más que nada en la forma de grabación, estamos en presencia (por fin), de una real importancia de los cruceros. Clave de ello me parecen Mustafa Ali y Buddy Murphy, cuya saga se pone por lo alto de WWE en el 2018. El actual campeón (mi caballo desde su tag con Blake) resultó ser una excelente incorporación.

Dedito para arriba para 205 Live.

El infierno de Seattle

Si el segmento de Becky merece loas, esta obra de arte no puede quedarse atrás. El gran Elias salvando la plata de Raw luego de meterse de forma magistral contra el desaparecido equipo de basquet de Seattle. Joyaza que el bueno de Walle me agradecerá.

Para mí, hasta ahí llegamos con lo realmente bueno.

Tenemos cosas interesantes en la rivalidad Rollins vs Ziggler, la aparición de Drew o algunos compases del AJ/Joe y Orton/Hardy (esa asquerosidad de la oreja estuvo piola). Volvemos a Elias, uno de los personajes más llamativos del show rojo, al menos para este servidor. Sin embargo, en su caso hace falta que lo utilicen en un plan más serio en cuánto a títulos (el IC debería tenerlo hace rato) y no irse a las seguras con las promos. Sobre el face turn aún mantengo sentimientos encontrados, pero poco a poco me convence.

Y ah, una pequeña mención a Baron Corbin, su personaje de “pobre diablo” le ha venido muy bien. Una de mis apuestas para este 2019.

Lo malo

Raw

Puta que ha sido como las hueas el show rojo. Un bostezo prolongado casi todos los lunes del año.

En Raw quiero englobar diversos aspectos, como el pésimo manejo de Braun Strowman, la selección Argentina de WWE. Aunque más allá de sus constantes derrotas en los “momentos importantes”, me molestaron mucho sus cambios. Face, heel, para nuevamente ser heel, muy innecesario cuando su rol está lejos de tener ese aura de Lesnar o la propia Becky cuando logras “una personalidad” sobre la condición de.  Su unión con Ziggler y Drew fue muy extraña, con un desenlace muy malo. Básicamente necesitaban rivales para The Shield y en base a eso, transformaron a un tipo muy over en alguien malote. Un sinsentido total.

El manejo de Sami y KO fue lamentable, simples punching ball humanos de un tipo que ya quedado claro que vale callampa, como Lashley. La zona tag no gozó de muy buena salud teniendo decisiones a lo menos, cuestionables. Ya, el Team B más de una risa me sacó y encontré que no fue una mala jugada, no obstante, se alargó innecesariamente. A eso le sumamos lo muy mal aprovechados que estuvieron The Revival y los AoP: más encima tuvimos otros team muy penquitas como Titus y Apollo. Dar los campeonatos a Ambrose/Rollins y Drew/Dolph, tampoco sirvió de mucho. Fueron meros parches.

Títulos midcards en la función que no corresponde

La ausencia del campeonato Universal en Raw hizo que el Intercontinental pasara a manos de wrestlers ya consolidados como Roman Reigns o Seth Rollins. Si a eso le sumamos que también lo tuvieron tipos con un amplio palmarés como el Miz o Ziggler, perdemos el verdadero objetivo de lo que un título midcard debe ser: el ascenso hacía algo más importante.

Con todo el talento que tiene Raw, o con gente tan desaprovechada como Bálor, campeonatos como el IC sirven para ser el trampolín o para mantener activa una zona que siempre debe estar en movimiento. Acá no pasó, centrando las contiendes en figuras ya potentes o consolidadas, teniendo ahora a Ambrose como campeón. Entiendo que la ausencia del UC cambia el contexto, pero tampoco puedes repetir la misma fórmula durante tanto rato, teniendo gente como Elias que grita a los cuatro vientos ser campeón.

Shinsuke Nakamura

El japonés ha sido una constante decepción en el main roster, y si bien esa categoría es la ideal para analizar su caso, no la tenemos. Así que entra en lo malo no más.

Uno de los “grandes” argumentos para defender a los venidos de las independientes u otras empresas, es que WWE no los sabe aprovechar. Acá esa defensa se cae a mil pedazos. Nakamura partió el 2018 ganando el Royal Rumble y siendo cabeza de cartel de Wrestlemania. Tras eso, varios meses retando a AJ, para luego convertirse en campeón de los Estados Unidos. ¿Algo decente en todo ese trayecto? Nada.

La rivalidad con AJ fue terrible, con resultados muy poco satisfactorios. El combate en WM se aleja de cualquier atisbo de “dream match”, siendo un rotundo fiasco. Y eso de “Nak-America” fue un pésimo chiste, que terminó hundiendo al título. No sé si será falta de motivación, que está lejos de adaptarse a WWE, o que simplemente no puede dar más; pero Nakamura es una decepción terrible.

Lo feo y lo penca

El bookeo

Con esto englobo todo lo horrendo que hemos visto en el año. La falta de creatividad ha sido evidente dejando un producto con promedio rojo. Lo que principalmente vengo notando es muy poco cariño a la hora de plantear las historias, todas se hacen sobre la marcha, de forma muy poco orgánica y con decisiones para tirarse los pelos. WM 34 es un ejemplo, con Lesnar reteniendo o con Strowman haciendo pareja con un niño para ganar los títulos. Pero qué chucha!!!

A pesar de varios aspectos que son necesarios criticar, si algo caracterizaba a la Attitude, eran las buenas historias, con un desarrollo fluido en la mayoría de los casos. Esa magia ya cuesta encontrarla, por la inmediatez de un contexto tecnológico que obliga a actuar de forma apresurada. WWE cae en ese trampa y no se está dando el tiempo en construir con calma y sabiduría.

Indubablemente que lo penca de este año se basa en eso, en la falta de un producto mucho más atractivo para el espectador, algo que no se soluciona poniendo a los McMahon en televisión o haciendo debutar nuevas caras. Hay que crear contenido, tan simple como aquello.

Los viejos *@%$#

Por mucho que su presencia la hayamos visto en estos shows en Arabia (otro punto bien cuestionable de WWE este año), de todas formas los vimos robando cámaras. El afán por el dinero, llevó hasta Shawn Michaels a abandonar su retiro para pisar el ring en un lamentable espectáculo. Pasan los años, e inevitablemente estos tatitas aparecerán en lo feo y penca. Hay que saber ser digno en la vida.

Antitop

Acá el resto de colaboradores quisieron ser parte de este balance, entregando diversos combates dignos para aparecer en un antitop. Las posiciones y el texto, a cargo de don Nacho Meñique.

Esto no es un exacto top negativo en el ring por supuesto. Para eso buscábamos 10 combates de Naomi en el año y los metíamos.  Con el staff más bien, pensamos en 10 encuentros importantes que crearon algo de expectativas y que terminaron dejando un saldo lamentable e indigno. La mejor definición para estos diez combates es la de “vergüenza ajena”.

10- Aj Styles (c) vs Shinsuke Nakamura, WWE Championship, Wrestlemania 34.

La revancha del combate de la década (si, claro) prometía mucho. Pero hasta que sonó la campana no nos habíamos dado cuenta de qué pasa cuando hay cero storyline para calentar las cosas. Dos tipos sin ningún odio ni calentura entre ellos, ¿y el resultado? Silencio total del público.

9- Roman Reigns (c) vs Braun Strowman, Universal Championship, Hell in a Cell match, Hell in a Cell.

No sabía si estaba viendo un Rollins vs Ziggler o un capítulo de Caso Cerrado.

8- The Undertaker vs John Cena, Wrestlemania 34.

Que modo más indigno de tratar al antiguo ace. Lo más chistoso es que como usualmente pasa con cualquier gracia que haga el viejo, en una página española amiga adoraron esto, desde los fans que ven wrestling desde el 2009 hasta el webmaster.

7- Seth Rollins (c) vs Dean Ambrose, Intercontinental Championship, TLC.

¿Quién no sintió pena al escuchar el “booring”? Y no se le puede echar la culpa a un público caprichoso, simplemente expresaban lo evidente: era un singles match normal para un encuentro entre dos tipos que supuestamente se odiaban.

6- Brock Lesnar (c) vs Roman Reigns, Universal Championship, Wrestlemania 34.

En una calentura le di 4 jumbitos. Luego me di cuenta de que los 20 F5 y las 17 Spears eran algo innecesarias.

5- Sheamus (c) & Cesaro (c) vs Braun Strowman & Nicholas, RAW Tag Team Championships, Wrestlemania 34.

Todos ilusionados con el compañero de Braun y más con el hecho de que era el combate previo al Main Event. Y te salen con esta huea inmunda.

4- Brock Lesnar vs Braun Strowman, Universal Championship, Crown Jewel.

Un insulto a los fans. Primero tuvimos que mamarnos un año y medio de reinado del ausente Lesnar. Y cuando Reigns tiene que retirarse, a las primeras de cambio se lo devuelven al tipo que tenía el título desaparecido. Y después se quejan del rating de Raw por lo suelos.

3- Shane McMahon vs Dolph Ziggler, final de torneo, Crown Jewel.

Inexplicablemente habían llegado The Miz y Ziggler a las finales y uno pensaba “parece que al menos algún luchador actual saldrá ganando con este horrendo torneo”. Pero nadie contaba con el conchesumadre de Shane.

2- Triple H vs The Undertaker, Super Show-Down.

Algunas veces me he preguntado seriamente que pasaría si el Taker estira la pata en el ring. Me imagino que los fans le echarían la culpa a Vince por obligarlo con una pistola a subirse…

1- D-Generation X (Triple H & Shawn Michaels) vs Brother of Destruction (Kane & The Undertaker).

Una mierda. Pero no solo el encuentro, sino que además el hecho de que HBK regresó en medio de esto. Lo único bueno de esta afrenta  a la humanidad, es que al parecer Michaels quedó tan avergonzado que cerró la puerta a futuras apariciones en el ring.

10 mejores combates del año

Acá retomo la posta y les dejo mis mejores combates del año, no sin antes nombrar algunas menciones honrosas:

-Ronda Rousey & Kurt Angle vs Stephanie McMahon & Triple H (Sí, no están soñando), WM 34.

– Sasha Banks vs Asuka, Raw. 29.01.

-Seth Rollins vs Dolph Ziggler, Raw. 18.06.

-Ronda Rousey (c) vs Alexa Bliss, Hell in a Cell.

-Cualquier Bryan vs AJ en SD y el Bryan vs Rusev del 08.05.

-Todas las luchas de Mahal.

 

10. Charlotte vs Ronda Rousey, Survivor Series.

Intensidad pura, con buenos momentos y un final muy atractivo pensando en el rol de ambas.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

9. Seth Rollins & Dean Ambrose vs Dolph Ziggler & Drew McIntyre (c), Raw Tag Team Championships, Hell in a Cell.

La mejor lucha tag del año en WWE. Cuando Rollins no anda en modo rodilla deja cosas interesantes.

Valoración: 3 jumbitos 3/4+.

8. Samoa Joe vs Roman Reigns (c), Intercontinental Championship, RAW 01.01.

https://www.dailymotion.com/video/x6ejg1x

A principios del 2018 ocurrió una lucha bastante olvidada. Antes del desastre de Backlash, Joe y Roman mostraron cosas muy buenas, como este enfrentamiento. De lo más rescatable del show rojo y probablemente de un terrible año para el bueno de Roman en muchos aspectos.

Valoración: 4 jumbitos. 

7. Ronda Rousey (c) vs Nia Jax, Raw Women’s Championship, TLC.

https://www.dailymotion.com/video/x6z2n7e

Para alegría de Walle y de toda gente sabia, acá va este gran enfrentamiento. Me gustó de principio a fin. Nada más que agregar.

Valoración: 4 jumbitos.

6. The Miz vs Daniel Bryan, Summerslam.

Coqueto duelo entre dos tipos que deberían enfrentarse más seguido. La historia del puño fue muy bien contada, teniendo lindos pasajes (las cachetadas de Bryan son oro). Merecida aparición.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

5. Mustafa Ali vs Buddy Murphy, No DQ,  205 live, 03.07.

Combatazo.

Nuevamente, gracias Rafa. Recién vine a ver este match en medio de mi búsqueda al elaborar el top, y de inmediato se metió entre mis cinco preferidos de la empresa. Las buenas críticas a la saga de Ali y Murphy están en varios lados, pero muchas veces pasa desapercibido por la poca promoción que tiene este show por parte de WWE.

Sobre el match, me gusta mucho porque siempre buscan innovar, algo que se agradece un montón en esta división. El superplex desde la escalera metálica es un momento sencillamente genial. Mi único pero, es el final, el cual puedo explicarle a Rafa en comentarios :v

Lamentablemente el video en Dailymotion fue borrado, así que si alguien tiene un registro de esta gran lucha, bienvenido.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

4. AJ Styles (c) vs Samoa Joe, No DQ, WWE Championship, Super Show-Down.

https://www.dailymotion.com/video/x6v1bc6

El mejor combate de la saga Joe/AJ en WWE. Es su choque más redondo y donde por fin pude ver a AJ motivado y a Joe queriendo ganar el título. Así da gusto.

Valoración: 4 jumbitos 1/4+.

3. Becky Lynch (c) vs Charlotte, Last Woman Standing, Evolution.

En varios sectores esta lucha genera ciertos resquemores, y me cuesta entenderlo, cuando a combates masculinos del mismo corte le dejan pasar miles de detalles. Esto es historia pura, bien construida, y con muchas emociones a flor de piel. No pedíamos un destello de técnica depurada y menos una storytelling de manual.

El relato era involucrarse y que te tocaran tu fibra más personal. Y lo hicieron con creces.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

2. AJ Styles vs Daniel Bryan (c), WWE Championship, TLC.

https://www.dailymotion.com/video/x6zo9ph

Una maravilla. Lleno de geniales detalles, de buenos recursos y de esa psicología tan ausente en los enfrentamientos por el título máximo en los últimos dos años.

Si las luchas en SD fueron buenas, esta llega a lo sobresaliente. El resto, en la review de TLC, pues.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

1. Daniel Bryan vs Brock Lesnar, Survivor Series.

JOYA.

Todavía recuerdo, indignado, como para el análisis en caliente de Survivor Series mis compañeros hicieron solo una review de esta lucha, mientras otras tenían hasta tres. Así de lamentable.

Pero bueno, me toca por fin poder escribir sobre este combatazo, el verdadero dream match que tuvimos este 2018. Lesnar, cuando quiere, es uno de los mejores de la historia y Bryan, bueno, ya es el mejor. Con todos esos ingredientes puestos en la mesa, solo queda disfrutar de un gran banquete. Comida que al inicio nos quiere engañar, haciendo creer que tendrá un único sabor bastante decepcionante. Ver el excesivo dominio de Brock hizo temer lo peor, un squash como tantos otros. Y ahí radica el gran mérito de este enfrentamiento, porque lo genial que estuvo Brock metiéndose con el público, hizo que el comeback de Daniel fuera algo magistral sin importar su nuevo rol como heel.

De ahí en más viene un festival de emociones difíciles de olvidar, con Lesnar mostrando un selling magistral y con Bryan a punto de escribir una nueva epopeya en su carrera. Hay muchos momentos que me repito una otra vez, los busco y los veo, síntoma de lo mucho que me encantó esto.

Estoy entre la calificación perfecta y los 4 3/4, situación que todavía no logro definir, básicamente porque me hubiera gustado que Bryan resistiera el F5 con el cual termina perdiendo. Pero que importa, esto es una jodida maravilla. Y a falta de los cinco jumbitos que nunca le ha dado el paleto de Meltzer, acá está don Mele poniendo las cosas en su lugar.

Valoración: 5 jumbitos.  

Pequeñas perlitas

Mejor luchador del año: Daniel Bryan

Mejor luchadora del año: Ronda Rousey

Mejor superstar del año: Becky Lynch

Mejor PPV: Evolution/TLC

Peor luchador del año: Bobby Lashley

El más sobrevalorado: Seth Rollins

El más infravalorado: Jinder Mahal

Y la más desaprovechada:

Resultado de imagen para tamina gif

Qué sea un gran 2019 para todos. 

Periodista. Conocido en las páginas de wrestling de habla hispana como "Shut the hell up". Jericho es mi guía y Bryan mi pastor. En Twitter: @cmelendezm

You Might Like These