Capítulo 2: WWE NXT vs AEW Dynamite

Capítulo 2: WWE NXT vs AEW Dynamite

All Elite Wrestling: Dynamite 09.10.19

Por Lone Wolf.

Tras un buen arranque en forma de recepción y ratings, AEW nos presentaba su segundo show con miras a seguir cosechando éxitos.

Private Party (Marc Queen y Isiah Kassidy) vs The Young Bucks (Matt y Nick Jackson), cuartos de final para determinar a los primeros campeones en pareja de AEW.

Combate con pasajes entretenidos para iniciar la velada.  Ambos equipos se complementan bien  haciendo que el encuentro se vea dinámico y busque enganchar a los espectadores a base de sus movidas aéreas.  Algunos spots buenos para ganarse al público (aunque estuvo demás el canto paleto del “fight forever”), pero creo que pudo tener un mejor final, al menos uno que reforzara más la imagen de los tantos tag que se buscaran colocar líderes de la división.

Private Party para ser un equipo joven y no tener mucho trasfondo, se nota esta over frente a los ojos del público.  Si eres fan de los spotfest, te llevarás una gran satisfacción.

Tras comerciales, tenemos una notable promo de Jericho presentando a su Stable “The Inner Circle”, a quienes dejó bien parados denominando a Santana y Ortiz como “uno de los tags más rudos del negocio” (con respectivo guiño a don Eddie Guerrero),  a Sammy Guevara “como un prospecto de gran físico” y Jake Hager como “uno de los tipos más recios de las MMA”. En el proceso no se olvidó de mandarle un palo a WWE y a su rival de Full Gear, Cody Rhodes.

Jimmy Havoc vs Darby Allin, el ganador recibe una oportunidad por el título mundial de AEW.

Cumplidor choque, nada para reventar cohetes. El spot del superplex contra el piso sería lo más destacado, luego de eso no hay mucho por destacar y Allin se lleva la victoria.

Darby cada vez más se empieza a posicionar en la empraa producto de sus movidas aéreas y vistosas. Veremos si la siguiente semana logra superar una de sus pruebas más importantes ante Jericho.

Riho y Dr. Britt Baker D.M.D vs. Emi Sakura y Bea Priestley.

Encuentro que no estuvo mal pero que pudo agarrar mejor nivel.  Las más destacadas fueron Riho que cada vez me impresiona para la poco que la he visto y también Emi Sakura que estuvo correcta. Britt y Bea no lo hicieron mal pero no fueron tan resaltantes como las dos primeras mencionadas. Resultado a favor de la D.M.D y la campeona femenina de AEW.

Jon Moxley vs Shawn Spears

Primer combate del ex campeón mundial de WWE tras superar la lesión que lo dejó fuera de All Out. El enfrentamiento no presenta muchas cosas interesantes, entre los cánticos a Moxley y uno que otro spot fueron los que mantuvieron algo vivo esto.

Spears por otro lado, resulta curioso como a pesar del cambio de actitud y ponerle al legendario Tully Blanchard se le sigue sin tomar muy en serio a la hora de verlo en acción, ni su ofensiva nota mayor cambio (en el combate habían pasajes donde sus fases de dominio daban algo de pereza) ni su personaje causa mucha atracción.

Al final gana Moxley con el Death Rider y tiene un pequeño careo con Kenny Omega post match que fue interrumpido por PAC al atacar “The Cleaner” con una silla.

Dustin Rhodes y “Hangman” Adam Page vs Chris Jericho y Sammy Guevara.

Como plato fuerte de la velada tenemos el duelo de dos miembros de The Elite y dos miembros del recientemente formado “Inner Circle”.

Hangman con cada actuación que pasa me queda  claro que el tipo de etiqueta de main eventer tiene entre poco y nada. El tipo tiene ring y porte pero le cuesta mucho generar una conexión con el público. Acá se vio una cumplidora actuación pero el de las palmas y mayor reacción fue Dustin. Jericho y Samy por su parte lucieron convincentes, con jugarretas sucias y poniendo en jaque a sus rivales hasta que llego el hot tag para Dustin que a pesar de tener el control del combate en un momento, se quedaría corto en intenciones al ser atacado por Jake Hager y ser rematado con “mortal” Judas Effect de Jericho. Típico tag sin muchas cosas sobresalientes.

Al final Cody en compañía de MJF, Los Bucks y Darby Allins saldrían para ahuyentar a los  miembros de Inner Circle que atacaron a Dustin y Hangman luego del choque, dando así fin a la edición de esta semana de Dynamite.

Antes de comenzar a realizar la respectiva review, cabe mencionar que no soy un seguidor habitual de los shows semanales desde que Kevin Owens y Sami Zayn subieron al main roster. Realizo esta revisión como lo haría un “fan casual” o algo parecido a eso, ya que también he estado atento a ciertas rivalidades y su desarrollo.

NXT 09.10.2019

Por Hit.

Lio Rush vs Drew Gulak, por el campeonato Crucero de NXT.

En esta lucha, Gulak demuestra su capacidad para llevar el peso de un match, todo esto gracias a su gama de movimientos (sumisiones más que nada), lo que hace que el público se involucre y apoye al ex manager de Bobby Lashley. Por su parte, Lio Rush no abusó en la búsqueda de la espectacularidad de sus movimientos, lo que me llega a sorprender de cierta manera. Puede que haya madurado dentro de su run en WWE.

A final de cuentas, un opener entretenido, el que termina con una especie de homenaje por parte de Rush a Eddie Guerrero, al aplicar el “Frog Splash” y poder así coronarse como campeón.

Promo para darle hype al regreso de Bálor: Meh. Nunca debió volver a NXT. Regresó a su zona de confort.

Se anuncia el regreso de Tegan Nox para la próxima semana.

Rhea Ripley vs Aliyah (con Vanessa Borne).

Como diría un conocido, la chica proveniente de NXT UK le dio la papa a la ídola de Rockstar. Combate que solo sirve para darle mayor credibilidad a Rhea de cara a una futura rivalidad ante la campeona, Shayna Baszler.

Breezango vs Forgotten Sons (originalmente Ever-Rise).

Segundo squash en el programa. No hay mucho que agregar. Victoria para el stable.

PD: No sabía que Blake seguía vivo.

Boa vs Cameron Grimes.

Choque que gana la copia barata de Lemmy. Tercer squash en el programa. Sin embargo, este fue provocado por el regreso de Killian Dain, quien ataca al chino luego del post match.

Promo de Damian Priest: Nada destacable.

Roderick Strong (Undisputed Era) vs Isiah Scott.

Luchas de reencarnaciones: Dean Malenko vs Kofi Kingston. Hablando en serio, se nota la diferencia en cuanto a la experiencia entre ambos. Strong es un gran luchador (lo demostró en sus fases de ofensiva), que solo requiere del compañero correcto para dejarte algo bueno. En este caso, no le tocó. Se pudo observar que Scott no maneja mayormente los tiempos y que no le importa demasiado el storytelling, ya que busca el recurso fácil con el objetivo de llevarse el aplauso de 20 pelagatos. Puede que sea por la juventud o la poca experiencia, así que no seré tan categórico.

Segmento entre UE, Velveteen Dream y Tomasso Ciampa: No hay mucho que destacar, salvo el pack de Strong, el cual fue mostrado por Dream.

Dakota Kai vs Bianca Belair.

Match corto, sin mucho que destacar. Lo único que puedo decir es que parece que ambas tienen química. Victoria de la oriunda de Tenesse.

KUSHIDA vs Walter.

Enfrentamiento entretenido, que le beneficia bastante a KUSHIDA debido a que se da a conocer ante un terreno relativamente desconocido como lo es NXT y en el cual queda bien parado ante un rival de mayor jerarquía y envergadura. Por su parte, WALTER se limita a su papel de “monster heel” dentro de este match, el cual lo logra sin mayor esfuerzo, pero que está lejos de destacar.  Ambos demostraron que hay química y que pueden lograr mejores resultados, ya que este fue un combate incompleto en ciertos aspectos (como el limbwork hacia el brazo de WALTER, entre otros detalles).

Conclusiones:

Fue un episodio bastante pobre, salvando el opener y el main event. No puede ser posible que más de la mitad de un show se base en squashes y promos para generar hype. No es un show de 1 hora como antes, donde puede pasar colado los vacíos creativos o de bookeo. Espero que se planifiquen mejor los shows que vienen de cara al futuro, porque con esto no alcanza para llevar la delantera en la nueva guerra de los miércoles por la noche.

PD: Puta que es odioso el público de NXT.

Periodista. Conocido en las páginas de wrestling de habla hispana como "Shut the hell up". Jericho es mi guía y Bryan mi pastor. En Twitter: @cmelendezm

You Might Like These