Previa – NJPW King of Pro Wrestling 2019

Previa – NJPW King of Pro Wrestling 2019

King of Pro Wrestling es el show nuclear del otoño de NJPW, una época en la que suelen evidenciarse carencias de equilibrio en el producto y en el que el rígido camino a Wrestle Kingdom se evidencia de forma habitual. El show de este año no escapa a estos defectos pero, aún así, se presume como una velada interesante y que apunta a ser de lo más destacado de estos meses en la compañía del león.

Undercard:

KOPW está mostrando la falta de un bookeo sólido en dos áreas muy diferentes en las que la NJPW suele cojear: títulos tag y los meses de otoño. Con un manejo algo extraño del cinturón NEVER y los títulos en pareja puestos en juego en fechas menores y sin un rumbo claro, las ausencias de title matches en el evento son notorias. Estrellas muy relevantes como Naito y Tanahashi están en multitags sin demasiado interés o con un rumbo mínimamente claro (aunque Tanahashi está celebrando sus 20 años de carrera). Todo esto nos deja un undercard con un volumen considerable para ser un show de los cuatro grandes.

Quizá podamos extraer algo por el título británico de Sabre o veamos un interesante set up en el choque entre Bullet Club y Chaos, pero el undercard no apunta demasiado alto en el evento.

El undercard incluye estos cuatro combates:

– Los Ingobernables de Japón (Naito, Takagi y BUSHI) vs Suzuki Gun (Archer, Sabre Jr y Taichi).

– Chaos (Goto, Ishii y YOSHI-HASHI) vs Bullet Club (White, KENTA y Takahashi).

– Hiroshi Tanahashi y Tomoaki Honma vs Most Violent Players (Toru Yano y Togi Makabe).

– Ryusuke Taguchi y Roppongi 3K (Sho y YOH) vs Suzuki Gun (Kanemaru, DOUKI y El Desperado).

Kishin Liger vs Minoru Suzuki.

El encuentro de la noche. De largo. De larguísimo. La pelea entre el alter ego de Jushin Thunder Liger y Minoru Suzuki tiene un intersantísimo trasfondo en capas muy diferentes.

La carrera de Liger, una de las mayores estrellas de la historia del wrestling y posiblemente el mayor icono de la historia de NJPW, toca a su fin al próximo Wrestle Kingdom. En este año de retiro, tras dar en años previos varios pasos a un lado que por desgracia fueron desaprovechados, no se le dio un uso muy relevante más allá de un último title shot y lo que parecía una rivalidad a medio año con un desocupado Suzuki. Esta desocupación, que al parecer podría conllevar el descontento y salida del infrautilizadísimo líder de Suzuki Gun, daba para pensar que la trascendencia no sería mayor.

Todo cambió en Destruction, donde estos careos cristalizaron en una cruenta rivalidad. Suzuki, en su enorme enfado por su derrota ante Okada por el título y su grave ausencia en el G1,  sacó su lado más cruel y sádico para descargarse con la leyenda a punto de retirarse. Quería retirarle y dejarle sin tan siquiera su máscara. Quería al “verdadero Liger”. Sus oscuros deseos se cumplieron liberando al monstruo en pleno tour. Kishin Liger, una siniestra y macabra personalidad del héroe que solo había aparecido en momentos muy concretos de su carrera.

Con Kishin liberado y un Suzuki  tan demolido en backstage como trastornado, mostrando felicidad y pavor simultáneamente ante lo que había despertado, cabe esperar un choque de dementes que apunta a algo muy poderoso.

No sabemos si finalmente Suzuki se irá tras Wrestle Kingdom ante el pobre manejo que le han dado, ni si esto será (ojalá) una parte más de una rivalidad que acabe en el main event de una de las noches del magno evento de NJPW. Lo que si parece claro es que será algo increíblemente fresco, con un riquísimo trasfondo y un combate lleno de rabia.

Dos leyendas absolutamente desquiciadas frente a frente. Must watch.

Ganador: Minoru Suzuki.    Expectativa: Muy alta.

Will Ospreay vs El Phantasmo por el IWGP Junior Heavyweight Championship.

El Phantasmo se llevó una extraña Super-J Cup que le dio la oportunidad de retar al campeón. Si bien los luchadores se conocen dado su origen británico, la verdadera línea argumental de la rivalidad descansa en NJPW, donde el miembro del Bullet Club le ha derrotado en sus dos choques, ambos este año durante el BOSJ y Super-J Cup.

Con este panorama, parece más que obvio que Ospreay retendrá. El año ha sido muy difícil, ya que la marcha de KUSHIDA y la lesión de Hiromu han mermado la división. Con todo, Will ha desempeñado un excelente papel, especialmente en un brillante G1 que le ha establecido como una figura relevante. Darle el cinturón al retador sería absurdo. El Phantasmo no destaca especialmente como worker, es un don nadie en Japón y recurre a aburridos y desagradables trucos de cheap heat para intentar ganar notoriedad. En caso de shock, no llegará muy lejos.

Las expectativas no son muy altas, pero cabe esperar un choque sólido y divertido, que no es poco.

Ganador: Will Ospreay.      Expectativa: Media.

Jon Moxley vs Juice Robinson por el IWGP USA Championship.

Mox ha tenido ciertos problemas para ser aprovechado debido a su complicada situación contractual, su inoportuna lesión y el propio momento de bookeo de NJPW, pero al menos tendremos esta necesaria revancha por el campeonato rojo que Juice perdió hace no tanto.

Juice logró su oportunidad tras un gran combate en el G1 pero en el que Mox no lució demasiado inteligente al ver como sus armas estallaban en su cara de forma algo forzada. En este duelo, con una estipulación “no DQ” que realmente sirve para intensificar el enfoque de la lucha más que otra cosa, deberíamos ver la versión definitiva de lo planteado en el torneo.

Da algo de rabia ver el estado actual de Juice Robinson, sin un rumbo o planteamiento certero, así como la poca claridad del horizonte de Mox. Pese a todo, el enfrentamiento es de los que llama la atención. Quizá ganar sea lo más natural y  esto deje libre a Mox para otro tipo de desafíos.

PD: Os dejo como recomendación este vídeo de reflexion sobre Juice y los babyfaces actuales. Canal que merece suscripción.

Ganador: Juice Robinson.     Expectativa: Alta.

EVIL vs Kota Ibushi por el contrato de ganador del G1 Climax.

Siempre he pensado que las defensas del maletín del G1 son absurdas. Lo que ganas en un torneo con ese formato, más aún siendo una oportunidad, no debería ser defendido solo por haber perdido un duelo particular. Sin embargo, hay ciertos contextos en que la historia previa o el choque del G1 han tenido suficiente peso como para justificar el title shot. Esta no es una de esas ocasiones, pero el panorama no es terrible

Ibushi intentará (con éxito) defender su maletín del G1 ante uno de LIJ, lo cual no ha sido una tónica poco habitual ya que Ibushi tiene bastante historia con Naito y más recientemente con SANADA.

El match no tiene mucha más miga más allá de lo que nos puedan ofrecer en el cuadrilátero, que es bastante. Su combate del G1 fue bastante olvidable, pero sus estilos deberían mezclar bien y son dos workers muy notables. Hay potencial para dar una sorpresa agradable.

Ganador: Kota Ibushi.    Expectativa: Media-Alta.

SANADA vs Kazuchika Okada por el IWGP Heavyweight Championship.

“Oh shit, here we go again” en su máxima expresión. SANADA y Okada han tenido una rivalidad basada en la incapacidad de SANADA para ganar al “Rainmaker” en todos los choques que habían tenido. Tras perder nuevamente en la final de la NJ Cup y en un absurdo title shot en Dontaku, logró una victoria al borde del límite de tiempo en el G1 que le habilitó este title shot. Cabe decir que si sumas las tres luchas anteriores no obtienes una contienda buena, lo cual deja claro la absoluta catástrofe luchística que ha sido la rivalidad más allá de, para bastantes, esos cinco minutos finales en el G1.

La construcción ha sido, objetivamente, buena. Han logrado cimentar a un retador que no se rendirá y que, en su determinada búsqueda de la victoria, ha encontrado cariño del público. SANADA es guapo e Ingobernable, lo cual junto a su llamativo estilo ha servido para crear una narrativa favorable en occidente y le ha dado popularidad en Japón. Lástima que, fuera de esto,el combate apunta a naufragio.

SANADA tiene lo citado anteriormente, eso es innegable. Sin embargo, adolece de todo lo demás. Es un worker horrendo para estos niveles y que enfoca de manera terrible su ofensiva. Sus enfrentamientos acaban siendo exhibiciones de (no demasiada) agilidad y técnica al servicio de la nada, buscando el reversal por el reversal y dando vueltas en círculos para no llegar a plantear nada profundo o verdaderamente emocionante pese al camuflaje de purpurina en forma de falsa soltura. Por supuesto, su nula personalidad le hace también incapaz como estrella, pero de cara a lo que se ha planteado aquí no debería pesarle tanto.

En el otro lado estará un Okada que tiene las cifras de su lado, aunque no mucho más en esta versión de 2019. La figura ominosa que se ha construido se ha desgastado sin rumbo y sin demasiado sentido, lo que ha generado una sensación de reinado insustancial que también limita su figura como “final boss” de NJPW. Si a esto le sumamos el horrendo año, dentro de los estándares de Okada y de un campeón mundial, que está firmando el Rainmaker… no queda mucho bueno que decir.

Hay riesgo real de time limit draw, lo cual implicaría a buen seguro daños irreparables a la vista de quienes presenciemos el choque, pero con un poco de suerte tendremos un pin de Okada al minuto 35. Nada que no arregle un buen colirio y una tarde de cervezas.

Ganador: Kazuchika Okada .    Expectativa: Baja.

Horarios:

El evento se celebrará el lunes 14 de octubre en el Sumo Hall de Tokyo. Los horarios son los siguientes:

Japón: 17:00

España: 10:00

Ecuador, México Perú y Colombia: 03:00

Venezuela y Bolivia: 04:00

Argentina, Chile y Uruguay: 05:00

Esto ha sido todo. Os esperamos en la caja de comentarios, donde podéis compartir vuestras predicciones, valoraciones o dudas sobre el evento. También podéis meteros conmigo o insultar a Nacho. Un saludo y a disfrutar, que es wrestling.

Solo tengo dos cosas claras en la vida: Me gustan las señoras y el Real Madrid. Tetsuya Naito va camino de ser la tercera. En esta cuenta somos muy de Dolph Ziggler.

You Might Like These