NJPW Wrestle Kingdom VII

NJPW Wrestle Kingdom VII

Queda poco para Wrestle Kingdom 14 y el hype crece. Por eso, y por primera vez en DDSD, encontramos que es buen momento para revisar ediciones pasadas del magno evento de NJPW. Wrestle Kingdom 7 ocurrió el 4 de enero del 2013 y por ese entonces la empresa era bastante distinta en algunos aspectos.

Por ese entonces aún no se fundaba el Bullet Club, no había rastro de Kenny Omega o AJ Styles y Shinsuke Nakamura era el número 2 en NJPW tras Tanahashi. Hubo una ausencia en este PPV de un hombre que si era un habitual en esta época: Tetsuya Naito. El actual Ingobernable de Japón, se recuperaba por entonces de una seria lesión a la rodilla, que lo tuvo alejado de los cuadriláteros hasta poco antes del G1 2013. Pensar que la historia que se inició entonces recién ahora en Wrestle Kingdom 14 podría concluir finalmente.

Previo al show principal, hubo dos encuentros por equipos irrelevantes que claramente aglutinaron a los luchadores menos importantes del panorama. Entre otros, lucharon ahí Jushin Thunder Liger, Tama Tonga, Jado, YOSHI-HASHI, Hiromu Takahashi, BUSHI, Ryusuke Taguchi, KUSHIDA y el por entonces irrelevante Tomohiro Ishii.

Manabu Nakanishi, MVP, Strong Man & Akebono vs Bob Sapp & Chaos (Toru Yano, Takashi Lizuka & Yujiro Takahashi).

El primer encuentro de la velada incluía nombres y combinaciones inusuales para la NJPW actual. Por ejemplo el Chaos de entonces. Toru Yano aún sigue ahí, pero  en el 2014 Lizuka se unió al Suzuki-Gun y asimismo Takahashi hizo lo mismo al entrar al Bullet Club.

En cuanto a los otros participantes del combate, tanto Nakanishi como Bob Sapp habían sido importantes en la década del 2000, llegando ambos a ostentar el IWGP Heavyweight Championship. Strong Man era un gaijin que no llegó muy lejos y el mucho más conocido MVP, otro gaijin pero que iba de salida (de hecho, este fue su último choque en NJPW). En cuanto a Akebono, su carrera en el wrestling (y especialmente en NJPW) fue una anécdota, tras su gran recorrido como estrella de sumo.

Sobre el combate, me sorprendió. El nivel era en varios aspectos tan malo como era de esperarse, pero me divertí. Se notaba mucho la cohesión entre ambos equipos. En el de Nakanishi y compañía habían puros tipos corpulentos, mientras que en el lado heel el único monstruo era Bob Sapp, pero Chaos complementaba con las maniobras heels. Por otro lado, hubo interesantes interacciones con Bob Sapp. Jugaron con el hecho de que nadie podía derribarlo, hasta que chocaba con Akebono.  Finalmente se impondría Nakanishi.

Valoración: 2 jumbitos.

Masato Tanaka (c) vs Shelton Benjamin, NEVER Openweight Championship.

Poco más de seis minutos de encuentro y Shelton Benjamin no son garantía de calidad. En efecto, el encuentro es mediocre y Benjamin que debía quedar como el babyface no generaba nada. De hecho, hasta daban ganas de felicitar al veterano Tanaka por haber retenido. Si alguna vez pusieron en duda el Grandes Mentiras de Shelton Benjamin, vean este combate para ver porque se dice que no daba ni para cara de un centavo.

Valoración: 2 jumbitos.

Killer Elite Squad (Lance Archer & Davey Boy Smith Jr.) vs Sword & Guns (Hirooki Goto & Karl Anderson), IWGP Tag Team Championships.

K.E.S., el antes tag team por excelencia del Suzuki-Gun y la inusual alianza que conformaban Goto y Anderson. Me pareció un encuentro pasable y ya. Hubo un momento en el que los dominantes Archer y Smith jugaron con el hot-tag dominando a Goto, pero este relevo ocurre demasiado pronto y la llegada de Anderson no calienta el match. Especialmente, no me agradó que Anderson le hiciera a Archer una versión acrecentada de su finisher (desde la tercera cuerda) y luego Archer se recuperase antes que él.

Hubo un intenso intercambio de moves entre los cuatro que se agradece, pero después no me agradó demasiado como terminó el match. Luego de tratar de hacer varias veces el Killer Bomb, Archer y Smith se lo aplicaron a Goto. Y en una salvada milagrosa, apareció Anderson, sóolo para que a él también se lo aplicasen. Finalmente, Goto moriría  con el segundo Killer Bomb. Es interesante dejar tan dominante a un luchador o (en este caso) equipo, pero creo que no era el escenario adecuado.

Valoración: 3 jumbitos.

Minoru Suzuki vs Yuji Nagata.

Lo que uno espera de dos sujetos con un estilo tan basado en el shoot. Luego de unos buenos dimes y diretes iniciales, Suzuki falló tratando de hacer su tradicional Armbar ayudado de las cuerdas y Nagata le enganchó el brazo. Pero fuera del ring, Taichi apareció al rescate de Minoru. Tras un par de silletazos de su socio, Suzuki usó una silla para estrangular a Yuji. Luego, la asfixia se vería reforzada con headlocks en el ring.

La pega que le pongo al combate viene tras el comeback de Nagata.  Después de tanto castigo a la zona del cuello y garganta de Yuji, él vendía un daño moderado. Pero bastó que le retorciera el brazo una vez a Minoru para que Suzuki vendiese una lesión. Me hubiese agradado que hicieran algo más potente, para justificar el uso de ese selling.

Ajeno a la crítica que mencioné, es muy interesante como se comportan con el “brazo lesionado”. Llegan a un duelo de striking y Minoru se ve doblegado, al pegar con un solo puño mientras que Nagata le daba patadas al brazo herido. Por los minutos finales, Suzuki trató de forma desesperada de sacar el Sleeper Hold, pero fue incapaz de sostenerlo por su brazo y Yuji lo revirtió en el Bridging belly to back suplex. Me gustó el final y el match en general, salvo ese detalle del limbwork al brazo que mencioné antes.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

Prince Devitt (c) vs Kota Ibushi vs Low Ki, IWGP Junior Heavyweight Championship.

El Wrestle Kingdom de Low Ki, antes de abandonar con polémica su corta estadía en NJPW (Low Ki mandándose un Low Ki). Más recordado es el paso de Prince Devitt (Finn Balor), quién le había quitado el título a Low dos meses antes. Y que tras está primera defensa exitosa, retuvo el título más de un año y de paso fundó el Bullet Club. En cuanto a Ibushi, tal como otros antes de su importante paso en la división Heavyweight, tuvo una corrida por la división junior.

Quizás la única triple amenaza bien valorada de la historia de NJPW. A mí no me parece fastuosa, pero si hay un buen uso de la estipulación. No me dejó la típica sensación de relleno y una historia que no avanzaba nada. Hubo varios instantes en que dejaban a un luchador afuera, mientras que los otros dos se mataban entre sí. Además de los buenos nearfalls, hubo notables combinaciones entre los tres e intensidad. Cómo cuando batallan en la rampa de entrada o la notable guerra de dropkicks cerca del final.

Valoración: 3 jumbitos y medio. 

Tencozy (Hiroyoshi Tenzan & Satoshi Kojima) vs Keiji Mutoh & Shinjiro Otani.

Mutoh, Tenzan y Kojima habían sido grandes nombres en las décadas anteriores a este show. El cuadro lo completaba originalmente Daichi Hashimoto, hijo del fallecido ace que había dominado la empresa en los 90’s. Pero Hashimoto se fracturó y lo reemplazó otro integrante de la empresa Zero1, el veterano Shinjiro Otani.

El encuentro es algo desordenado y caótico, y siento que pudieron jugar mejor con los hot-tags. Pese a todo tiene virtudes. Para empezar el constante limbwork de Mutoh a la pierna de Tenzan, de donde sale una buena secuencia cuando él lo atrapa con la Figure Four al tiempo que Otani agarraba a Kojima con el Sleeper Hold. O el juego de los intentos de Kojima con su Lariat. Finalmente, Koji arrasó a Otani y Tenzan lo remató con el Moonsault.

En el duelo me gustaron principalmente Kojima y Mutoh, quien aún a esa edad seguía siendo un wrestler sobresaliente. Tenzan no vendió mucho el limbwork de Mutoh a su pierna, pero igual se mantuvó al nivel. Otani fue un caso distinto a los tres mencionados. Al veterano se le notaban los problemas de cardio, pese a que seguía teniendo un striking y grappling bastante correctos.

Valoración: 3 jumbitos 1/4.

Togi Makabe vs Katsuyori Shibata.

Tanto Katsuyori Shibata como Kazuchi Sakuraba regresaron a NJPW a mediados del 2012. Ambos venían del mundo de las MMA, aunque con distintos grados de éxito. Shibata tuvo un recorrido mediocre, mientras que Sakuraba fue el máximo representante del deporte en Japón. Pese a todo, el bookeo protegido vino para ambos y llegaron invictos a Wrestle Kingdom. Ahora claro, el pez gordo (el match por el Intercontinental) fue para Sakuraba. Shibata tendría que bailar con la fea, digo, con Makabe.

Para el nivel de Makabe, la contienda es una agradable sorpresa. Luego del brawl inicial, Shibata demostró su superioridad entre los encordados golpeando de forma certera el rostro del gorila. Pero Makabe lo sacó del ring y lo llevó a su propio estilo. En minutos le había quitado la mesa a los comentaristas para impactar al artemarcialista con un Powerbomb. De vuelta al ring, daría paso la guerra de puños que terminó en la victoria de Makabe.

El match es corto y preciso, aunque creo que resulta demasiado corto en algunos aspectos. Como por ejemplo, Shibata deteniéndose a vender el daño sufrido fuera del ring, en vez de retornar tan pronto a confrontar al gorila. El combate terminaría con Makabe imponiéndose con su combinación del Lariat y el King Kong Knee Drop.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Shinsuke Nakamura (c) vs Kazushi Sakuraba, Intercontinental Championship.

Que un choque parta con grappling puede sentirse muy rutinario, pero con Sakuraba hay una interesante variación. El experto en MMA aprisionó rápidamente a Nakamura disminuyéndolo y haciéndolo salir del ring. Este inicio va a marcar la tendencia dominante de Sakuraba.

Una y otra vez Sakuraba conseguía atrapar en complejas sumisiones a Nakamura e incluso yéndose a golpes, se demostraba muy hábil en su striking. Pero sí resultó más poderoso en algo el miembro de Chaos: rodillazos y patadas. Con su particular estilo rompió sumisiones y se abrió espacio para poder enganchar la Boma Ye (la Kinshasa).

Resultado de imagen para gif wrestle kingdom 7"

El final es alucinante. Hay un intento de Boma Ye totalmente revertido por Sakuraba y con el que sacó un Armbar que tuvo al borde de la rendición a Nakamura. Pero tras revertir, el rey del Strong Style aprovechó su peso para encestarle un rodillazo en la cara  al artemarcialista. Tras eso llegaría la Boma Ye que le daría la victoria. Notable igual, que sacasen tremendo match en apenas 11 minutos. Hay que parar con el mito de que los combates tremendos, sólo lo son cuando tienen mucho tiempo.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

Hiroshi Tanahashi (c) vs Kazuchika Okada, IWGP Heavyweight Championship.

Resultado de imagen para gif wrestle kingdom 7"

El main event fue el final de temporada de NJPW. La historia había comenzado al final de la temporada anterior, cuando Okada retó a Tanahashi en el post-match del mismísimo main event de Wrestle Kingdom 6. Desde entonces, el IWGP había cambiado entre sus manos dos veces y esta era la vencida. El final de la primera trilogía entre Tanahashi y Okada. Por cierto, les hicieron un buen video publicitario representando un partido de béisbol.

Okada atacó más por el cuello, mientras que Tanahashi hizo su limbwork a la pierna. Es destacable ahí el gran selling de Okada vendiendo la extremidad dañada. Como cuando recibe una High Fly Flow del ace con las rodillas o al hacer moves que involucraron la pierna. O asimismo, Tanahashi dejó buenas secuencias, especialmente al hacer los dos Dragon Screw antes del Cloverleaf que tuvo moribundo a Okada.

Resultado de imagen para gif wrestle kingdom 7"

El final fue bastante entrañable, con el ace revirtiendo y haciéndole la propia Piledriver de Okada a Kazuchika. Era la humillación definitiva previa a la High Fly Flow que le permitiría a Tanahashi retener. En general es un match  notable, aunque lo sentí lento a ratos. Y no lo digo sólo a propósito del típico comienzo de los main events en NJPW. En general, siento que pudieron darle más intensidad en algunos pasajes.

Valoración: 4 jumbitos.

 

También te puede interesar:

Wrestling Dontaku 2016

Mejores combates de NJPW del 2017

Mejores combates de NJPW del 2018

También puedes revisar directamente la página oficial de NJPW https://www.njpw1972.com/

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.