Connect with us

NJPW

NJPW Wrestle Kingdom V (2011)

Revisión de NJPW: Wrestle Kingdom 2011. Show que incluyó un clásico instantáneo como Tanahashi vs Kojima, además de varias estrellas invitadas como Rob Van Dam.

Published

on

En otra mirada al pasado de NJPW, revisamos Wrestle Kingdom VII. Ahora retrocedamos dos años atras. La gran diferencia entre ambos shows, es que mientras la edición 7 fue prácticamente con puros luchadores de la empresa, en esta ocasión hubo varios invitados de otras promociones.

Desde hace eones, el magno evento de New Japan ocurre los 4 de enero, hasta que eventualmente adoptó el nombre de “Wrestle Kingdom”. Pero para el momento en que lo hizo, la empresa recién estaba recuperándose tras su gran crisis de la década del 2000. Por eso y para fortalecer la cartelera, las primeras ediciones de Wrestle Kingdom estuvieron plagadas de invitados. Para este caso en particular, nos encontraremos con gente de TNA, el CMLL, NOAH, AJPW y ZERO1.

A propósito de la alianza de TNA, esta murió meses después de Wrestle Kingdom 5. Resulta que en este momento, Kazuchika Okada estaba haciendo su expedición en el extranjero en la empresa estadounidense, pero con un bookeo muy pobre e irrelevante. Considerando la importancia que tendría el Rainmaker después, la promoción japonesa quedó muy enfadada y de ahí el fin de las relaciones.

Okada en TNA.

Wataru Inoue, Tiger Mask, Tomoaki Honma & Tama Tonga vs CHAOS (Gedo, Jado, Yujiro Takahashi & Tomohiro Ishii)

Relleno puro y duro. El pin se lo llevó Wataru Inoue, alguien que comenzó como junior pero que en sus últimos años de carrera hizo de las suyas (aunque no con excesivo éxito) en la división heavyweight.

Valoración: 1 jumbito.

Ryusuke Taguchi & Koji Kanemoto vs Kenny Omega & Taichi

Acá el Kenny Omega que todos conocemos, el mismo que sería el primer gaijin en ganar el G1 Climax. Me llama la atención que siendo un part-timer que pasaba más tiempo en DDT, lo hayan metido en un combate del show, más allá de que fuera para rellenar. Aunque no se sintió importante estuvo entretenido, con un Kanemoto que se veía muy bien en su ofensiva y que pudo revertir el finisher de Omega en un Leglock. Al final, ganaría Taguchi revirtiendo el Powerbomb de Taichi en un Roll-up.

Valoración: 2 jumbitos y medio.

Bad Intentions (Giant Bernard & Karl Anderson) (c) vs Beeer Money Inc. (James Storm & Robert Roode) vs Manabu Nakanishi & Strong Man, IWGP Tag Team Championships

Omitiendo a Strong Man, por nombres pintaba que podía salir algo decente. Por el contraste, sentí que fue más bien que fue casi un despelote. Como mucho, destacar que cada tag team tuvo su momento para dominar. Finalmente, James Storm le escupió su clásico chorro de cerveza en la cara a Kar Anderson, pero le dio a su partner Robert Roode. Eso le facilitó el trabajo a Anderson, quien terminó haciéndole el pin a Roode.

Valoración: 1 jumbito y medio.

La Sombra & Máscara Dorada vs Jushin Thunder Liger & Héctor Garza

Constelación entre leyendas y estrellas, de NJPW y el CMLL. Liger había pasado los últimos años luchando a medio tiempo en la empresa mexicana. Allí le quitó a La Sombra (Andrade en WWE) el campeonato mundial medio, lo que daría paso a este match. En este combate de Wrestle Kingdom, el mexicano cubrió al japonés tras hacerle dos versiones del Split legged corkscrew moonsault.

El combate es bastante divertido, especialmente con las complicadas sumisiones con las que Liger neutralizaba a ratos a ambos mexicanos. También con los spots hacía fuera del ring que dejaron todos, pese que a ratos se les pasaba la mano con la coreografía. Pero más allá de eso, no fue un gran combate y (con los pocos minutos que les dieron) tampoco es que sienta un mayor interés de que lo fuera.

Valoración: 2 jumbitos y medio.

Hiroyoshi Tenzan vs Takashi Iizuka

El ya retirado Takashi Iizuka.

Genera un poco de anticuerpos ver que Iizuka tuvo su propio combate en Wrestle Kingdom. Pero afortunadamente, pudieron sacarse un buen match.

El heel de la mano de hierro, atacó a Tenzan en su entrada y se lo llevó a un brawl. Luego, le quitó la protección al esquinero y golpeó al múltiple campeón mundial contra este. Un combate más enfocado en los golpes duros, era lo idóneo para sacarle provecho a las limitadas cualidades de Iizuka y afortunadamente fue así en general. Luego, veremos como Tenzan comienza a responder contra el heel, pero sin conseguir un control significativo, ya que además tuvo que luchar contra su Sleeper Hold.

Cerca de los últimos minutos, Iizuka atacó al arbitro para tratar de golpear a Tenzan con su guantelete. Pero el tiro le salió por la culata y el babyface lo terminó atrapado en la Anaconda Vice. Peor aún, aún cuando el heel se desmayó, Tenzan no rompió la sumisión. Y tras una larga espera antes de que el arbitro volviese e hiciese tocar la campana, Hiroyoshi seguía sin querer dejar de aplicar la Anaconda Vice. Me agradó bastante como se plasmó su enojo en el final.

Valoración: 3 jumbitos 1/4.

Rob Van Dam vs Toru Yano

Estar en el evento más importante del mundo fuera de WWE, para que te presenten con un horrible y bochornoso theme de entrada. Eso fue la entrada de RVD, con lo que hemos considerado en el staff el peor theme de la historia de TNA.

Entrando en más propiedad con el combate, lo recordaba con más cariño. No se puede negar que Toru Yano se adaptó bien al estilo americano de combates hardcore, utilizando bien sus recursos. Además de un momento heel bien gracioso. Llegó bebiendo de una botella, le ofreció un trago a Rob Van Dam y al menor descuido, le escupió la bebida en la cara.

Al mismo tiempo, sentí que el combate se movía muy lento a ratos. Hablamos del Yano tramposo y heel. No del tramposo pero babyface, que en esencia hace trampas por el juego de ser un comedy wrestling. Finalmente y tras una secuencia que tampoco tuvo tanto brillo, RVD se llevó la victoria al hacer el Five Star Splash sobre Yano con una silla. Estuvo bien, pero me sentí algo estafado.

Valoración: 3 jumbitos 1/4.

Yuji Nagata vs Minoru Suzuki

Nagata y Suzuki tienen una trilogía de combates en Wrestle Kingdom. Primero pelearon en la edición n° 1 del PPV, luego en el magno evento que revisamos ahora y finalmente, en la ya mencionada séptima edición. En tres ocasiones chocaron y en las tres los resultados fueron sobresalientes. Aunque cabe admitir, que este debe ser el más débil de la trilogía.

Lo que no me gusta del combate se ve en su primera parte. Suzuki enganchó la pierna de Nagata en las cuerdas, para luego enseñarse con ella en ringside y luego, seguir con el limbwork en el cuadrilátero. Todo bien hasta ahí. Luego, vino la gran contra de Blue Justice que en si no es algo malo. El problema, es que Nagata no vendió la pierna (los no-sell son su gran defecto) y Suzuki tampoco la siguió trabajando. Es decir, todo el limbwork de los minutos previos se sintió como un desperdicio.

Como siempre, Nagata fue por el hombro, ya que además es la zona que más impacta el Bridging belly to back suplex. Pateó una y otra vez, pero Suzuki no cedía. Incluso cuando Yuji lo tuvo bastante rato en su Kimura modificada, el señor de la Gotch Style Piledriver prefirió aguantar hasta que se cansase. Paralelamente, Suzuki tuvo muy buenas remontadas valiéndose de su striking, aunque en general a lo que más acudió fue a su gran variante de Sleeper Hold.

El final olía a victoria para Suzuki, ya que tenía a Nagata sujeto por la sleeper Hold y este se aferraba a las cuerdas, apenas. El tiempo que se tardó haciendo que Blue Justice las soltase, le dio la oportunidad al segundo de tomar un segundo aire y sorprender a Minoru con un Back Suplex. Luego otro Back Suplex mas y finalmente, el Bridging belly to back suplex para obtener la victoria.

Valoración: 4 jumbitos.

Prince Devitt (c) vs Kota Ibushi, Jr Heavyweight Championship

Al igual que en el combate anterior, Devitt (Finn Balor) e Ibushi se vieron las caras tres veces en Wrestle Kingdom. Aún cuando en la edición 7, compartieron el ring con Low Ki. En esta primera vez dieron un buen encuentro, aunque creo que se queda algo corto para las circunstancias.

En particular no me gustó demasiado la primera mitad del combate. Sentí que los spots, en especial cuando eran saltos hacía fuera del ring, se sucedían sin mucha lógica. En cambio, creo que el encuentro mejora mucho en cuanto Kota dio cátedra de lo creativa que puede ser su ofensiva. En especial, cuando se adelanta a un salto del actual miembro de WWE y le saca una Super Hurracarrana.

Devitt resucitó y llegó a sacar tanto el Double Foot Stomp como el Bloody Sunday, aunque sin éxito. Justo cuando iba por un segundo Double Foot Stomp, Ibushi fue por otra Super Hurracarrana. Pero el irlandés se adelantó y la convirtió en un Bloody Sunday desde la tercera cuerda, lo que le permitiría retener. Esos minutos finales, le subieron mucho al nivel a lo que venía siendo la contienda.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Yoshihiro Takayama & Takashi Sugiura vs Hirooki Goto & Kazuchika Okada

Mira como se paseaban a Okada antes de ser el Rainmaker.

Encuentro interpromocional entre dos representantes de NOAH y NJPW. Aunque en la práctica, esto era muy desigual. Y es que si bien NOAH trajo dos bestias a la carga, él único bastión de credibilidad por parte de NJPW era Goto. El Okada que vemos acá, todavía está en medio de su excursión por TNA y aún no se convierte en uno de los luchadores mas dominantes de Japón. Es presentado como alguien débil, que debilitaba al Team NJPW.

Los chicos de NJPW trataron de abarcar a sus rivales atacando con rapidez desde el despertar del combate, pero a los de NOAH no les tomó nada de tiempo controlar el match enfocándose precisamente en Okada. Toyotama en especial, le dio una paliza al ahora conocido como Rainmaker. Notable como una Big Boot o un codazo en la espalda, le bastaban para tenerlo a su merced. Con Goto la balanza se equilibraba un poco mas, especialmente tras marcarse buenos duelos de golpes con Sugiura.

Por el final del combate ocurrió lo inevitable, Toyotama y Sugiura solos en el ring con Okada, y finalmente el German Suplex con puente de Toyotama que les dio la victoria. El match que no estaba pensado para ir más allá (no se jugaba nada tampoco), pero en líneas generales fue muy cumplidor.

Valoración: 3 jumbitos y medio.

Jeff Hardy (c) vs Tetsuya Naito, TNA Heavyweight Championship

Jeff que era campeón de TNA por entonces (pronto baúl de TNA, pronto), fue retado por un Naito que dentro de la empresa estadounidense, no pasaba de la mitad de la tabla. Y aún así, ni antes ni después Hardy defendió el título en un escenario tan grande y abarrotado. Jeff entró con su theme “Another Me”, considerado por mis colegas uno de los mejores themes de la historia de TNA. Pero Tetsuya lo supera (en mi opinión), porqué llegó con el tremendo Du Hast de Rammstein.

El combate fue muy decepcionante. Jeff nunca ha sido un luchador de élite, pero aquí vi una muy mala versión de él. No sé si la veterania le estaba pasando ya la cuenta o bien no estaba nada motivado. Pero el punto, es que se le vio muy lento y sin chispa, como luchando un combate de house show en una arena medio vacía. Naito no estaba en su peak in-ring y tampoco podría decirse que salvó esto. Pero al menos, corrió todo lo que Hardy no. Al final y tras una secuencia pobre, retuvo Jeff.

Valoración: 2 jumbitos 1/4.

Shinsuke Nakamura vs Go Shiozaki

En uno de los principales encuentros de la noche, se enfrentaron dos de los principales miembros de NJPW y NOAH. Vaya que era buena la ofensiva del Nakamura anterior WWE. Con rápidos rodillazos y patadas que poco dependían de los flips, tenía sentido el apodo de “King of Strong Style”. Pero Shiozaki encontró rápidamente una alternativa: hacer añicos la pierna fuera del ring.

Nakamura vendió la pierna, pero de manera muy intermitente. No me termina de convencer que se sobe la pierna o que cojee, y que aún así siga con sus ataques habituales. Aunque al menos, Shiozaki nunca dejó de castigar y una otra vez la extremidad dañada. Finalmente, Shinsuke logró aplicar una Boma Ye que el hombre de NOAH apenas pudo frenar con sus codos. Pero acto seguido, Nakamura lo aturdió con un derechazo y ahí llegó la Boma Ye definitiva que le daría la victoria.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Togi Makabe vs Masato Tanaka

Otro cruce interpromocional, entre el viejo Makabe de NJPW y Tanaka radicado en ZERO1. Con Togi no hay que esperar combates maravillosos. Pero al menos, el tipo sabe como desarrollar una ofensiva dura al estilo brawler. Considerando que Masato estuvo en FMW y ECW, era alguien que sabía bastante acerca de plantear un combate hardcore, algo que generó una interesante química entre ambos.

El encuentro es como mínimo divertido, con las duras interacciones con objetos. A destacar, el momento en el que Tanaka amarró con su propia cadena a Makabe al poste. A pesar de que el gorila rubio logró remontar a ratos, gran parte de la acción la cargaba el luchador de ZERO1, con un limbwork a la espalda de Makabe a base de suplexes. No obstante, Togi sacó un Powerbomb sobre una mesa fuera del ring y eso le aplanó el camino para dar el golpe final con su Super Knee Drop.

Valoración: 3 jumbitos y medio.

Satoshi Kojima (c) vs Hiroshi Tanahashi, IWGP Heavyweight Championship

Kojima pasó sus primeros años en NJPW, pero con la ya mencionada crisis de la década del 2000 se largó y es en AJPW donde realmente se convirtió en un main eventer. Regresó a New Japan y al poco tiempo ganó el título máximo. Aunque lo perdería dos meses después, en este mismo combate.

Tal como lo haría después en Invasion Attack 2013, Tanahashi no optó por el clásico limbwork a la pierna. Prefirió invertir todas sus fichas en el brazo derecho, para de ese modo invalidar el Lariat de Kojima. Un trabajo que comenzó con sumisiones, siguió con patadas y terminó con fulminantes Dragon Screws enfocados en el brazo, uno tras otro. Algo que me agrada mucho en cuestión, es que desde el matwork que sirvió de arranque, Hiroshi comenzó cuidadosamente a lastimar el brazo.

Kojima inicialmente castigó mucho la pierna de Tanahashi, especialmente al aplicar el Sharpshooter. Luego el trabajo fue algo más intermitentemente, ya que pasó a dirigir sus ataques al cuello, en consonancia con el Lariat. Especialmente al inicio, el Ace of the Universe cumplió en el selling a la pierna. Pero luego, ese trabajo comenzó a ser dejado de lado y ya en el final del combate, corrió sin vender siquiera una molestia. Si hay un detalle que no me gustó del combate, fue ese.

Tanahashi saltó con el High Fly Flow pero la cuenta llegaría solamente a dos, un nearfall que le podía costar el combate. Y efectivamente, Kojima dio vuelta las tornas. El problema, es que su brazo estaba cada vez mas desgastado. De hecho, el primer Lariat que aplicó tuvo que hacerlo con su brazo izquierdo, lo que siempre es considerado un mero move de transición. Y es que al momento en que logra darle con el derecho, el dolor le impidió capitalizar a tiempo.

Kojima dio un último desesperado intento de Lariat, pero Tanahashi se lo resistió con los brazos levantados y nuevamente el ex campeón Triple Crown casi se desmayó. De ese modo, el ace de NJPW pudo sacar otra High Fly Flow que le permitiría conquistar una nueva presea mundial.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

Quizás te pueda interesar:

Recordando la Super J-Cup 1994

Katsuyori Shibata: Una genial redención (1)

NJPW: lo mejor del G1 Climax 26

Comments