La gran evolución de Bayley: Ha nacido una estrella

La gran evolución de Bayley: Ha nacido una estrella

Quién diría que, en plena cuarentena, Bayley sea uno de los atractivos más importantes de la WWE a día de hoy. “The Role Model” es un personaje que ha dividido bastante a la comunidad, muchos la aman, mientras que otros no la soportan. Sin embargo, es innegable que eso supone un gran avance importante en comparación a sus anteriores años cuando su personaje tenía un aura de indiferencia y desinterés por parte la fanaticada, gracias, en gran parte, a su terrible bookeo y al poco interés de la compañía en crear superestrellas a largo plazo.

¿Cómo es que esta mujer ha escalado a ser lo que es hoy en día? ¿Cómo ha sido su desarrollo a lo largo de los años y cómo es que se ha convertido en un gran activo importante dentro de la industria? En este artículo repasaré su evolución desde sus inicios dentro de la compañía hasta la actualidad con una reflexión al final.

Inicio por todo lo alto

Bayley hizo su debut ante Paige en marzo del año 2013. Fue un combate rápido, pero se destaca por ese pequeño limbwork al brazo izquierdo que le intentó hacer la de California a la de Reino Unido. Con The Rock, Eddie Guerrero y John Cena como parte de sus influencias, se nota que la chica tiene harto amor por la lucha.

Bayley y Sasha Banks en un combate inolvidable.
Bayley y Sasha Banks en un combate inolvidable.

No fue hasta el 2015 que ella y Sasha Banks dieron ese mítico combate en aquel TakeOver que dio bastante que hablar en su día. Ella dos, junto a Becky Lynch y Charlotte Flair, serían conocidas como The Four Horsewomen, el híper promocionado grupo que cambiaría para siempre la lucha libre femenina en el mundo.

Cuando Stephanie McMahon anunció que el conjunto llegaría a Monday Night RAW, solamente tres cuartos del conjunto dieron el gran paso. ¿Qué pasó con Bayley? La razón por la cual ella hizo tarde su pase al roster principal fue porque en ese entonces aún estaba en NXT y era la campeona femenina de la marca amarilla. En dicho show, defendía su presea ante talentos como Nia Jax y Asuka, perdiéndolo ante esta última, en encuentros mucho más que decentes.

Bayley debuta oficialmente en el Main Roster.

Bayley finalmente hizo su debut en un PPV haciendo equipo ante, oh sorpresa, la misma Sasha Banks, quien en esta etapa era babyface y estaba rivalizada con la hija de Ric Flair. Todo el mundo tenía altas expectativas con su paso a las grandes ligas. Al ser una miembro del tan promocionado grupo, había mucha exigencia y atención de por medio. Sin embargo, tras un buen run de medio año con una gran victoria ante Charlotte en un RAW de febrero de 2017, las cosas empezaron a decaer para La Chica de los Abrazos.

Empiezan los problemas

Si bien Bayley es un talento que se defiende muy bien en el ring, no es un prodigio como la empresa te lo vendía en ese entonces. De igual modo, Bayley empezó a tener serios problemas como entertainer a partir de esa etapa. El personaje de niña adorable que abrazaba a la gente terminó gastándose rápidamente y hubo varios inconvenientes para venderlo al público, quienes buscaban ver superestrellas con carácter y personalidad mucho más fuertes.

Gran combate que cambió el negocio para siempre…

Otro gran problema que tuvo la californiana fue el espantoso bookeo que se vio reflejado a través de esa nefasta rivalidad con Alexa Bliss, con quien protagonizó aquella funesta promo que quiso emular el éxito de The Rock y Mick Foley. Sumado a problemas como nerviosismo a la hora de hablar en público y diálogos dignos de una película de Clase B, Bayley perdía bastante interés de cara al espectador (llegando incluso al nivel de los abucheos).

La “peor” Horsewomen

Con esos problemas puestos en evidencia, ¿cómo es que quedaba la opinión del público en torno a la figura de Bayley y a la de sus compañeras “Horsewomen”? Siendo Charlotte la más protegida gracias al apellido, Sasha la que más se defiende por sus habilidades (pese también a su terrible bookeo) y Becky, quien tenía su misma suerte, pero que despegó brutalmente poco después, ¿cómo queda Bayley aquí? ¿La peor Horsewomen? ¿Una decepción? ¿Sobrevalorada? Las opiniones en su contra cada día iban en aumento. Sin embargo, su carrera siguió con altos y bajos, y la chica no se rindió.

Un nuevo cambio

El comienzo del cambio en su carrera llegó a principios del año 2018 cuando empezó a tener una rivalidad con Sasha Banks. Dicha historia nuevamente fue víctima del pésimo bookeo de la compañía y finalmente nunca despegó como tal; sin embargo, a mediados de ese año, la empresa decidió finalmente juntarlas bajo el nombre de “The Boss n’ Hug Connection” (evidente el enorme respeto de Bayley hacia las dos leyendas ya mencionadas) y, en febrero de 2019, las dos se convirtieron en las primeras Campeonas en Pareja de la compañía en una participación bastante decente dentro de la Cámara de Eliminación.

Pese a su gran victoria, los problemas en torno a su figura aún seguían. Es cuestión de recordar el “incidente” en el que ambas “hicieron berrinche” porque les quitaron los cinturones en el magno evento. Asimismo, su personaje de La Chica de los Abrazos seguía siendo poco convincente de cara a la audiencia, por lo que ya era hora de que las cosas cambiasen de una vez por todas.

La nueva Bayley.

El renacimiento

Bayley finalmente hizo el heel turn a mediados del año pasado cuando empezó a hacer trampas durante una rivalidad con Charlotte. Luego, tras realizar el cambio definitivó, estrenó su nuevo personaje con una nueva vestimenta, un nuevo corte de cabello y una actitud completamente opuesta a la de su gimmick original. En las primeras semanas, aún se notaba cierta debilidad en sus promos debido más que nada a que su personaje nuevo recién se estaba adaptando a la programación. Para mala suerte suya, su reinado como Campeona de SmackDown Live parecía ir nuevamente al olvido. Sin embargo, para su fortuna, sucedió algo que ella aprovecharía con mucha fuerza: la pandemia por el Covid-19.

Con shows a puertas cerradas y con ausencia de público masivo, Bayley tomó la situación para bien. No solamente terminó por establecer su personaje en televisión, “The Role Model” mejoró enormemente en el micrófono con promos mucho más fluidas y divertidas, más seguridad al expresarse y una brutal química con su compañera de equipo, quien junto con ella, a día de hoy, son las protagonistas de una división femenina que, con la ausencia de Ronda Rousey y Becky Lynch, logra ser bastante interesante.

Las estadísticas hablan

Y no lo digo yo solamente. Los segmentos protagonizados por ella y Sasha Banks son de lo más visto en Youtube junto con los videos de otras superestrellas como Randy Orton y/o Bray Wyatt (duela a quien le duela, ambos generan audiencia). Ambas, igualmente, fueron lo más visto durante el especial de WWE NXT “The Great American Bash”, quienes, junto con Io Shirai, compitieron directamente con Kenny Omega y estuvieron bastante cerca de salir victoriosas en el demo principal (victoria aplastante si contamos el Demo de 50+).

Toda una estrella

En la actualidad, Bayley volvió a la cima, pero esta vez con el aura de una superestrella y como alguien que es realmente capaz de cargar una división. Cabe señalar que el gran trabajo que hizo no pudo ser posible sin la ayuda de Sasha Banks, quien también es un excelente talento que destaca bastante por su labor “in-ring” y su también buena capacidad como entertainer.

En una división femenina que generalmente cambia a menudo de protagonistas, no es de extrañar que hayan decidido apostar firmemente por ellas dos. Si me lo preguntan, darle todos los cinturones fue una movida más que correcta para posicionarlas como unas reales amenazas y como unas heels de primera categoría. Lo más interesante de toda esta situación es que no sabe cómo terminará. La afortunada quien acabe con su “reinado de terror” puede salir bastante beneficiada o quien sabe y ella y Sasha pueden ser quienes terminan despedazándose la una la otra, reviviendo así esa rivalidad que desde hace años quedó pendiente.

“La Jefa” y la “Modelo a Seguir”.

Después de todos ese bookeo nefasto que ha tenido a lo largo de su carrera, pienso que se lo tiene merecido. Es bonito cuando aprecian el buen trabajo y las ganas que uno lo pone a las cosas, por más que las circunstancias sean diferentes. Bayley no podrá ser un prodigio, ni tampoco la mejor “in-ring” de su división, pero su evolución como luchadora (al paquete completo) es innegable. Pasar de un personaje cuya gracia ya era nula a una estrella en cuestión de meses ya es un gran logro de por sí. Siempre he pensado que hay luchadores que pueden mostrar todo su potencial, pero siempre habrá algo que los limite o los detenga. Sino pregúntenle a Jon Moxley, quien está teniendo el mejor run de su carrera desde que se fue de la empresa.

Yo ya estoy en el tren de Bayley. ¿Y tú, lo estás? Muchas gracias por leer.

También te puede interesar:

Sasha Banks campeona: Resultados Monday Night Raw 27.07.2020

Kairi Sane se despide de WWE con sentidas palabras

Hoy en el wrestling: ¿Es Triple H un buen booker?

Fanático del wrestling desde el año 2006 y de los videojuegos desde toda la vida. Amante de la Pepsi como CM Punk, de la barba como Daniel Bryan y en el carrito de Ronda por siempre. Síganme en mis redes para más tonterías: @MarioAcha94 y @HeyGeeksPe