Connect with us

+ Lucha Libre

Ayatollah of rock and rolla: 30 combates esenciales de Chris Jericho (I)

Published

on

El actual luchador de AEW, Chris Jericho, está celebrando sus 30 años de trayectoria. Una carrera que partió en Canadá y que se fue fogueando con experiencias en México y Japón. Luego fue el turno en suelo estadounidense, con pasos en ECW y WCW.

Tras eso la consolidación en WWE, donde consiguió sus primeros campeonatos mundiales y empezaba a dejar huella como uno de los más grandes luchadores en la historia del negocio. Luego vino NJPW y ahora su presente en la compañía de Tony Khan. Siempre reinventándose como principal virtud, el canadiense ha sabido dejar un sinfín de buenos combates que acá nuestro staff repasa (sin orden específico).

Vamos con la primera parte, la segunda y última se subirá mañana:

1. Chris Jericho vs Kenny Omega, Wrestle Kingdom 12

Por Alberto Tamame “Kingbilbin”

Jericho vs Omega fue todo lo que debió ser. Jericho apareció de forma sorpresiva en una NJPW en plena expansión ante un Kenny Omega que vivía un buen momento en la empresa y tenía a un amplio sector del público occidental comiendo de su mano, por lo que la anticipación era enorme ante una lucha que justificaba la creación del IWGP USA Championship.

Jericho y Omega hypearon notablemente la lucha y, nada más sonar la campana, dieron lo prometido. Y2J y Kenny exhibieron a la perfección su personalidad y las ganas que se tenían durante una lucha que fue una guerra sin cuartel con un ritmo muy adecuado. Spots brutales, transiciones adecuadas, varios momentos dignos de recordar y la marca personal de cada uno fueron elementos siempre presentes a lo largo de una contienda emocionante y espectacular en la que ambos lograron involucrar a la audiencia gracias a lo funcional y coherente que estaba siendo esa receta de violencia y espectacularidad donde cada uno hizo lucir sus puntos fuertes.

Quizá Jericho marcó, como ha hecho en toda su carrera, de forma demasiado evidente un falso final y quizá la duración se les fue levemente de las manos, pero no cabe duda que lograron dar uno de los mejores combates del año en la empresa nipona y reforzar a Kenny de cara a su inminente reinado sin llegar a devaluar a Jericho.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

2. El Dandy & Negro Casas vs Corazón de León & Último Dragón 

Por Rodrigo Mondragón “Richard”

Encuentro de estrellas internacionales donde Canadá y Japón unían fuerzas para enfrentar a México. Acá vemos a un joven Jericho demostrando que así como era un gran luchador haciendo uso de las cuerdas, también lo era a la hora de luchar a ras de lona en el juego de llaves y contra llaves, teniendo como rivales a dos de los mejores luchadores en cuanto a lucha técnica se refiere como lo son Negro Casas y El Dandy.  Contrario a lo que uno podría pensar, León se vio cómodo con el encuentro y nos regaló la que podría ser su mejor actuación en suelo azteca mostrándose a la par de sus compañeros, dejando muy buenas secuencias junto a Casas para la primera caída. 

Por su parte, siempre es un placer ver el llaveo de Casas o Dandy que en este enfrentamiento nos dejaron una de las mejores ranas cuando se lleva a Último Dragón para ganar la segunda caída. Finalmente la dupla conformada por Casas y Dandy se llevaría la victoria con un pin sorpresivo de Casas para Dragón, mientras por su parte Dandy haría lo propio cerrando este gran encuentro con la Magistral.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

3. Chris Jericho (c) vs Juventud Guerrera, WCW Cruiserweight Championship, Título vs Máscara, Superbrawl 1998

Por Ignacio Salvo “Nacho Meñique”

A diferencia de México, las luchas de apuesta en USA son inusuales y carecen de esa sensación de estar viendo la definición de una carrera. Pese a todo, seguía siendo un combate con bastante aura de big match. Jericho tenía una clara superioridad física y eso le permitía hacerle mucho daño a Juventud cada vez que lograba pillarlo. No obstante, el mexicano tenía una gran velocidad a su favor, lo que le permitió eludir al campeón crucero y sorprenderlo con varios big moves.

Otro matiz interesante del match, es que Jericho usó varios recursos heels. Para empezar, sobreexageró el daño de un ataque en ringside e intentó perder por conteo de 10, ya que así podía conservar el título. En otro momento, golpeó a Juventud contra la barrera y usó la escalera metálica para saltar con un Springboard sobre él. Aunque ahí la jugada le salió mal: en un gran momento, el enmascarado lo alcanzó a agarrar e impactó a Jericho con ella, haciendo que se golpease el cuello.

En el peor momento de Chris, Juventud le pudo caer con el 450° Splash, su finisher por entonces. Ahí ante una gran ovación, el mexicano logró el pin y tocaron su música, pero Jericho había alcanzado a agarrar la cuerda. Lejos de desanimarse, Juventud peleó hasta el final, llegando incluso a revertir en un Small Package un intento de Walls of Jericho. Pero finalmente, el campeón logró revertir una Hurracarrana en las murallas, lo que le permitiría llevarse el match.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

4. Chris Jericho vs Cody, AEW Championship Full Gear 2019

Por César Soto “Rockstar”

En el análisis en caliente que hice en su momento no capté lo bien trabajada que estaba esta lucha y me arrepiento por ello, pero ahora tengo la oportunidad de compensarlo. Cody empieza a trabajar el brazo derecho de Jericho para que no pueda aplicar el Judas Effect, este trabajo iba bien, pero duró poco ya que el combate cambia cuando Cody se lastima fuera del ring, quedando con un foco de líquido vital sobre el ojo. Aquí, Chris saca toda su experiencia para lastimarlo y para seguir el plan que era hacerle un limbwork al abdomen del retador a través de distintos moves, golpes y un “Tirabuzón”.

Hager, MJF, Aubrey, todo suma para la construcción de Rhodes como el gran babyface de la empresa, el último gran detalle es cuando “Le Champion” le da un golpe al abdomen de Cody para retomar la delantera y le aplica el Liontamer, que, con la espalda y el abdomen lastimado, no tenía nada más que hacer y estaba derrotado, pero rendirse no era una opción, así que MJF evita el TKO lanzando la toalla. Tremendo storytelling

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

5. Chris Jericho (c) vs Shawn Michaels, Ladder Match por el WHC, No Mercy 2008

Por Mario Acha “Bad Guy”

Jericho y Michaels venían de protagonizar la mejor rivalidad del año y el último combate entre ellos debía ser excelente (el de Unforgiven dejó la vara muy alta). Aquí se vio una pelea llena de emociones, psicología y harto buen wrestling. Unos peros que sí me gustaría señalar es que la rodilla lesionada del canadiense pudo ser un poco mejor vendida y, por otro lado, el árbitro tomaba una que otra decisión cuestionable. Fuera de ello, combate redondo y obligatorio en este top.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

6. Chris Jericho vs Chris Benoit, WCW Fall Brawl 1996

Por Alex Rivers

El planteamiento se da rápidamente cuando Benoit se impone desde el primer minuto en base a fuerza bruta y humillando a Jericho al intentar rendirlo con su propia llave. Y apenas está comenzando el encuentro. Jericho sobrevive en base a descuidos, intentando la cuenta de tres cada vez que puede (algo actualmente olvidado en muchos combates titulares donde no brilla precisamente la psicología).

Benoit corta la ofensiva de Jericho cuando este intenta imponerse de igual a igual, lo que Jericho entiende enseguida y comienza a arriesgarse con maniobra aéreas para recién comenzar a tomar la ventaja de forma más clara. De ahí en adelante el castigo mutuo escala en agresividad, valiéndose ambos de ataques en los postes y fuera del ring con tal de someter a su rival. Benoit aprovecha un descuido en el final para hacer caer a Jericho con la entrepierna en el esquinero, castigarlo y quedarse con la victoria. Un combate donde ambos destacan por el timing, selling y que en ningún momento deja de sentirse como un combate titular donde ambos quieren el cinturón. Mucha coherencia.

Una performance sólida de Jericho. Tiene la capacidad atlética, la apariencia, la talla de campeón. Pero trabaja en todo momento de forma cooperativa con su compañero para construir una historia digna de un combate titular. Los momentos para lucirse son los que deben ser, cuando está cerca de la victoria o logrando doblegar a su rival. Ojalá poder ver ese tipo de madurez siempre en jóvenes prospectos. 

Valoración: 3 jumbitos 3/4+.

7. Chris Jericho vs Triple H, Last Man Standing, Fully Loaded 2000

Por Alonso Salazar “Hit”

El Narigón estaba en un estado de gracia tremendo en los inicios del segundo milenio. Por el otro lado estaba Chris Jericho, quien era una especie de novato en esta ubicación de la cartelera, pero que tenía la calidad suficiente para estar en posiciones estelares y en esta lucha lo demostró con creces. Tanto así, que considero que este combate perfectamente puede ser el MOTY de WWE en el año 2000.

En realidad, casi todo es perfecto: El limbwork de HHH hacia el torso vendado de Jericho y el respectivo selling, el comeback de Y2J, el uso del factor sangre, el ambiente, la intervención de Steph, etc. Está construido de una manera en que la derrota no le afectó en nada al canadiense. Sin lugar a dudas, es una de las grandes luchas de Jericho en sus 30 años de trayectoria.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

8. Chris Jericho vs Christian, Steel Cage RAW 05.10.2004

Por Cristóbal Meléndez “Shut the hell up”

Nacho insistió es que este combate tenía que estar y me parece adecuada su presencia. A ver, no alcanza es cuota magistral del Edge vs Matt Hardy o de los shows semanales me parece que la de JBL vs Eddie es un pelín superior, pero aún así es una muy entretenida steel cage.

Un gran punto es que no tenemos pausas comerciales y podemos ver este choque de manera íntegra, por lo cual disfrutas los detalles, como el buen trabajo heel de Christian y el deseo de revancha de Y2J. Tanto, que deja sangrando a su rival y por momentos le importa más eso que ganar, es que el factor Trish fuera repercute. Me gusta especialmente el final, con Jericho agarrando una pierna de su rival desde la tercera cuerda para rematar con las murallas en el cuadrilátero. Cumplidor.

Valoración: 3 jumbitos 1/4+.

9. Chris Jericho vs CM Punk (c), WWE Championship WrestleMania XXVIII

Por Rodrigo Mondragón “Richard”

Sin duda alguna uno de los mejores encuentros de WrestleMania por el título de WWE, plagado de psicología y storytelling. Acá estipula que si el hombre de Chicago era descalificado perdería el título, siguiendo esta tónica Y2J se propuso provocar a su rival tanto física como verbalmente, todo esto aderezado con las expresiones faciales de ambos gladiadores. Esto sin dejar de lado el trabajo en el ring centrado en trabajar la espalda del campeón y como este aprovecha cada error para recuperarse. Con el pasar de los minutos se va haciendo evidente el cansancio y la frustración entre ambos luchadores, que han dejado todo en el ring incluso regalándonos una postal para el recuerdo con Jericho revirtiendo el GTS en un Liontamer.

Los minutos finales son cardiacos con ambos enfrascados en una guerra por cerrar sus respectivas sumisiones. Finalmente Punk logra cerrar la Anaconda Vise por segunda ocasión con la ligera diferencia de que esta vez acomoda su cuerpo para evadir las patadas de Jericho, reteniendo el campeonato en una lucha cuyo único pecado fue compartir cartelera con el The End of an Era y el One in a Lifetime, pero que es un must see para cualquier fan del buen wrestling.

Valoración: 4 jumbitos y medio

10. Chris Jericho vs El Samurai, NJPW, Best of the Super Juniors 4, día 9, 1997

Por Ignacio Salvo “Nacho Meñique”

El primer run de Jericho por NJPW, constó de unos cuantos meses en el 97´. Por entonces tenía un estatus de junior y entre otras cosas, compitió en el principal torneo de los pesos ligeros de la compañía. Este certamen lo ganó El Samurai, pero fue el después conocido como Y2J quien pudo meterle una de sus pocas derrotas. Especialmente en los primeros minutos, la dinámica del match fue de dominio igualado.

En un primer punto de quiebre, El Samurai sacó del ring a Jericho y lo lanzó contra las gradas. Pero lejos de verse aplacado, el estadounidense revivió en el ring y comenzó a darle con lo mejor de su ofensiva, tanto al cuello como espalda. Esto implicaría Powerbombs, el Walls of Jericho o diversos golpes. Hasta que falló una plancha hacía fuera del ring y el japonés le dio con un Suicide Dive, que casi provocó la derrota de Chris por conteo. De ahí en adelante y hasta el final, el match fue muy reñido.

Ambos buscaban como fuera el pin, entre variantes de Roll-up, al tiempo que esquivaban sus principales moves. Hasta que finalmente, Jericho se llevó el match con una Hurracarrana desde la tercera cuerda.

Valoración: 4 jumbitos.

11. Chris Jericho vs Shawn Michaels, Unsanctioned Match Unforgiven 2008

Por Walter Merino “Lone Wolf”

La mejor rivalidad del año 2008 parecía alcanzar su punto más álgido. Shawn Michaels, el héroe querido busca hacer pagar al más que despreciable Chris Jericho por todo el daño que le ocasionó a él y su familia, con la duda de “si Dios en su fe le perdonaría por todo lo que le haría a este”.

Este duelo promete ser una pelea callejera desde la arremetida inicial de HBK. El nivel de intensidad aumenta con el dominio de Jericho con sus ataques fuera del ring y silletazos. El deseo de venganza de Michaels es tan notorio que se muestra en su comeback prefiriendo ahorcar a Y2J o darle puños en la cara antes que su remate.

Lance Cade llegaría para asistir al Painmaker y castigar a HBK de su brazo y ojo lastimados, pero increíblemente, Shawn lograría neutralizar a ambos rivales. El final es increíble, con el tejano preso por la ira y terreno libre, noquea a Jericho tras varios ataques con su cinturón. Michaels obtenía su ansiado ojo por ojo, sin importar si se robó el espectáculo o no.

Intensidad acorde, una psicología bien plasmada y una historia más que bien contada. Dios quizás olvide esto, Shawn, pero nosotros los fans no nos olvidaremos de esta joyita junto un magnífico villano encarnado por Chris Jericho.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

12. Chris Jericho (c) vs Rey Mysterio, Intercontinental Championship, The Bash 2009

Por Carlos Matamoros

La lucha comienza como tenía que haber empezado. Un Jericho déspota y confiado era quien tomaba la delantera contra un Mysterio que se notaba contrariado, quizás temeroso, pues era lógico. Quien tenía mucho más por perder era él, ya que era su preciada máscara la que estaba en juego, mientras la gloria de convertirse nuevamente en el Campeón Intercontinental había pasado a un segundo plano en su cabeza. Producto del dominio inicial de Y2J, Rey pretende sacar ventaja y aprovechar la mínima oportunidad de contrarrestar, pero la inteligencia y astucia de Jericho lo atrapaba en una lucha que, antes que física, por muchos momentos era mental. Burlesco y grosero, y metiéndose con el público mientras humillaba a un alicaído Mysterio. Qué tremendo heel era Chris. Notable es poco.

Uno de los mejores momentos viene cuando Rey Mysterio, luego de intentar un Springboard Splash, es recibido con una brutal ‘Codebreaker’ en el aire. La derrota estaba asegurada. Se acababa todo, y así, empezaba una nueva era de un Rey Mysterio al descubierto. PERO NO… Rey se negaba a caer para alegría de todos.

Jericho intentaría una última artimaña para hacerse de la victoria, al quitarle la máscara a nuestro enmascarado favorito, pero esta vez, fue la astucia de Mysterio que ganó, pues tenía una segunda máscara por debajo. El nefastito de Nachito diría: “Pero es que igual todos nos dimos cuenta que Mysterio se quedó con una máscara alterna”, y está bien, todos pudimos darnos cuenta, pero notar que el shock se lo tenía que llevar Jericho, no nosotros. Rey aprovecharía la distracción de Jericho de este hecho y le aplicaría unas dropkicks. 619, Springboard Splash, y para la casa. Nuevo campeón y nuevo MOTYC del 2009.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

13. Chris Jericho (c) vs Último Dragón, WCW Cruiserweight Championship, Bash at the Beach 1997

Por Ignacio Salvo “Nacho Meñique”

Interesante duelo de amigos, quienes desde el principio se nota que tienen una gran coordinación. Tras esos rápidos primeros minutos, Jericho consiguió agarrar al Dragón con un Double Powerbomb. Desde ahí, hubo un intenso trabajo al cuello y espalda. El japonés intentaba remontadas, pero una y otra vez, Jericho las frustraba. Como cuando el Dragón trató de pillarlo arriba de la tercera cuerda y Jericho le cae con un Springboard Moonsault.

El enmascarado pudo golpear la mesa, en cuanto recibió con unas dropkicks al del cabello dorado, justo cuando estaba saltando hacía fuera del ring. A partir de ese momento, comenzaría el gran contra-ataque del Dragón, entre ataques áereos y otros moves directos, como el Inverted DDT. E igualmente, logró frenar Jericho, como cuando intercepta con otras dropkicks un LionSault.

Aunque el final llegó en el punto cuminante, es un tanto raro, ya que no involucró los finishers de alguno de los dos. El actual luchador de AEW trató de aplicar otro Powerbomb que el Dragón revirtió en un Roll-up, pero Jericho fue más rápido y lo cerró de esa manera a su favor.

Valoración: 4 jumbitos.

14. Stadium Stampede Match: Inner Circle vs The Elite, AEW Double or Nothing 2020

Por Cristóbal Meléndez “Shut the hell up”

En tiempos de pandemia, donde se pedía dar un paso más en creatividad, encontramos esta joyita. En el análisis en caliente le di cinco jumbitos y no tendría problemas en mantenerlo. Locura, diversión, imaginación, caos y surrealismo se toman este combate (o segmento si lo prefieren llamar así) mágico.

Lo elijo principalmente porque representa al Jericho actual, ese que pasó de ser “Le Champion” a “The Demo God”, un tipo único para plantear escenarios nuevos siempre con la innovación como estandarte. Y este enfrentamiento lo refleja a la perfección. De lo mejor del año y de AEW.

Valoración: 5 jumbitos, como concepto lo merece.

15. Chris Jericho vs Shawn Michaels, WrestleMania 19

Por Axl “Nostalgic”

El primer enfrentamiento entre ambos y el retorno de HBK a WM. El cruce tenía toda la expectación y construcción para quedar en la historia de la vitrina de los inmortales. Es complejo encontrarle fallas a la rivalidad y todo lo que implicó; Jericho necesitaba con urgencias una rivalidad que lo volviera a colocar en donde mejor se sabe desenvolver, así mismo HBK necesitaba de un luchador importante para que su retorno al evento magno tuviera todo el aura posible. Duelo de reivindicaciones, cada uno a su manera, arrogancia vs experiencia; aprendiz vs maestro. En el combate vemos a un Jericho que buscÓ en todo momento humillar al rompecorazones; demostrando lo mejor de su moveset, burlas, imitación de movidas entre otras muestras de poco afecto. Le daba igual estropear el retorno de la cara de la new generation; el quería brillar a toda costa, necesitaba reivindicarse y mostrar que era mejor que él. 

El final demuestra algo que tal vez Jericho no consideró durante el combate; que la experiencia de HBK era mayor que su arrogancia; Roll-up sorpresivo y para la historia. 

Ya en el postmatch el abrazo y la posterior patada en los huevos evidencian el conflicto mental de Jericho con respecto a su actuación. Storytelling, química y ambos un 10 en sus roles. De las mejores actuaciones del canadiense y en definitiva mi combate favorito de todos los tiempos. Después volverían a tener otros enfrentamientos para la historia. 

Valoración: 4 jumbitos y medio.

Antes de la segunda parte, puedes pasar por nuestro especial dedicado al título IC, donde Y2J tiene harta presencia.

Cuando no estamos en temporada de circo, aprovechamos de escribir y hablar de lucha libre. Para muchos, es como si siguiéramos en las carpas, para otros, también. Lo concreto es que acá les tenemos una amplia variedad de temas sobre las luchitas.

Comments