Connect with us

Hi, what are you looking for?

NJPW

Top 10: los mejores combates de NJPW en el 2020

Revisión del top 10 de los mejores combates de NJPW en el 2020. Entre los nombres que resaltan están Tomohiro Ishii, Kazuchika Okada o El Desperado.

njpw

Entre la pandemia y unos cuantos desaciertos en el bookeo, no ha sido un año tan bueno para NJPW. No obstante, en el ring pudo dejar algunas cosas bastante interesantes. Voy con lo que es mi top 10 de la empresa nipona.

10) SHO vs Shingo Takagi, New Japan Cup, primera ronda del torneo

Encuentro que venía de un gran precedente en el Best of the Super Junior 26 y que en esta ocasión fue superado. Desde ese entonces, Shingo había subido a la categoría peso pesado y SHO había ganado vuelo como uno de los juniors más prometedores de la empresa.

En el combate del 2019, Shingo era muy superior físicamente y aún así, un buen limbwork al brazo por parte de SHO le permitió ponerse a su nivel. Ahora vimos algunos detalles similares, pero en distinto orden. SHO llega mas seguro y consciente de que tiene alguna posibilidad contra Takagi. Y lo toma por sorpresa yendo con todo contra su brazo. Primeros minutos y Shingo, ya tiene que luchar contra un difícil Armbar. No obstante y como hiciera antes, nuevamente tomo ventaja con su mayor fuerza.

A pesar de que SHO tuvo problemas con los durísimos lariats del Ingobernable, una y otra vez lo ponía en aprietos con el brazo y de hecho este sería clave para sacarle una difícil victoria. Una vez que sobrevivió al MADE IN JAPAN (gran momento), Shingo buscaba a toda costa el Last of the Dragon, pero el campeón por parejas revirtió en una variante de Kimura. Y ya con Takagi totalmente controlado, es cuando lo fulminó con su Shock Arrow.

Aparte de ser un combate notable, fue una tremenda victoria contra quien había sido el terror de los pesos ligeros. Además, sirvió de argumento para que SHO retase por el NEVER, en lo que fue otro gran combate de Dominion. Allí, Shingo cerraría el circulo con una gran defensa.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

9) Kazuchika Okada (c) vs Tetsuya Naito (c), IWGP Heavyweight Championship e Intercontinental Championship, Wrestle Kingdom 14, día 2

En lo que respecta a importancia, uno de los combates de la década de NJPW. En el Main Event del principal PPV del año, se estaban jugando por primera vez los dos campeonatos principales de la empresa. Y por añadidura, era el match de la consolidación definitiva de Naito.

Con toda esa sensación de estar contemplando algo épico, muchos nos calentamos en el momento creo yo. Vimos un muy buen encuentro, pero quizás no tanto como el que realmente ocurrió. Ahora que vi el match nuevamente, fue como cuando reproduces de nuevo una película que te gustó en el cine y comienzas a darte cuenta de los fallos. Y de ser un match que en su momento pensé, que era una seria apuesta a MOTY de NJPW, he tenido que bajarle un par de cambios.

El match parte bien. Luego de los tanteos iniciales, Naito comenzó a utilizar varios recursos entre golpes, sumisiones o moves varios para joderle el cuello a Okada. El Rainmaker está perdiendo terreno y hay que hacer algo para poder remontar esto. Ahí es cuando decide destrozar la rodilla del Ingobernable, contra una de las duras mesas de transmisión japonesas. Regresamos al ring y ahí es cuando para mí, el match cae en una suerte de agujero negro.

Naito pudo revertir el Rainmaker con un Tornado DDT y luego se lanza con Okada a un largo intercambio de moves. La rodilla quedó casi completamente olvidada por ambos. El ace de NJPW no la atacó hasta un buen rato después y Naito solo al recibir esos golpes volvió a sentir dolor. Cuando llegamos a esos minutos cerca del final en que la rodilla del Ingobernable vuelve a ser importante, siento que el match sale del mencionado agujero negro. Creo que si le cortabas esos minutos épicos de varios intercambios, sería un match mucho mejor.

El final cumple. Como Okada debe recurrir a los ataques de la rodilla, se echa al público encima y comienza a tantear la posibilidad de ganar con el Rainmaker. Hasta que Naito hace las reversals correctas y el Stardust Press, porque necesita sacarse la espinita de poder hacerselo bien a Okada. Aunque mirándolo desde otra perspectiva, ¿No fue la obsesión con hacerlo lo que lo jodió en Wrestle Kingdom 12? Finalmente, el ace de NJPW juega por última vez con el Rainmaker y falla, quedando servido para el Destino. Como lo digo, pudo ser mejor.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

8) Tomohiro Ishii vs El Desperado, New Japan Cup, primera ronda del torneo

El Desperado, una de las grandes sorpresas del 2020 en NJPW.

El main event del primer día de la New Japan Cup 2020 nos dejó un impresionante duelo, con un Desperado que con las oportunidades obtenidas este año, ha podido brillar más que en cualquier otro. Y en cuanto a Ishii, cualquier palabra sobra. Un duelo muy difícil para el tipo del gimmick mexicano, considerando que aparte de lo complejo que es luchar con Tomohiro, salía a relucir la diferencia de peso. A Ishii le bastaban un par de puñetazos para inclinar la balanza a su favor.

El Desperado le hizo frente al desafío planteando un match muy inteligente. Con incontables recursos heels, varios intentos de Roll-up y un limbwork a la pierna, reforzado principalmente con el Número Dos. Esa gran bolsa de trucos le permitió tomar el control en general, mientras que Ishii no alcanzaba a articular sus principales secuencias. Aun así, en los minutos finales ocurrió lo inevitable y el Stone Pitbull lo arrolló con el Brainbuster.

Una secuencia que me agrada bastante, es cuando el Desperado intentó una vez mas el Número Dos e Ishii se lo transforma en un Leg Lock. Entonces el miembro del Suzuki-Gun rápidamente zafó, metió un Spinebuster y se abocó de nuevo a su poderosa sumisión. Lamentablemente y a pesar de ese buen trabajo del Desperado, no me terminó de convencer del todo el selling de Ishii, mi única critica al match.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

7) Kazuchika Okada vs Minoru Suzuki, G1 Climax 30, día 9

Como siempre, el G1 dejó cosas interesantes. En el inicio de su torneo, Okada sumó pocos puntos y por tanto, esta victoria era necesaria. Pero Suzuki no se la puso nada fácil. Aún con todos esos años de sobra y un bookeo de por sí más débil, Minoru sorprendió y tuvo a punto al ace de NJPW, quien se fue quebrando conforme progresaba el match. Esa tendencia a dominar ya se pudo ver en los primeros minutos, con un muy buen matwork de ambas partes. Y a su vez, iría quedando en claro el enfoque en el limbwork al brazo de Okada.

Hubo un intenso limbwork al brazo de Kazuchika. Hasta que tras unas cuantas sumisiones, pilló a Suzuki con unas Dropkicks y equilibró las cosas. Inicialmente, Okada no vendía mucho, especialmente en esos primeros duelos de puños, aunque vale decir que igual se manifestaba con molestias. El selling más intenso aparecería después, cuando en una tremenda reversal, el líder del Suzuki-Gun sacó un Armbar para revertir el Money Clip.

Tras el gran Armbar de Minoru, Okada tenía muy mal el brazo y cada vez que lo usaba, vendía mucho. Las veces que al ace le han trabajado el brazo, han sido como mínimo complicadas, ya que haces más difícil el uso del Rainmaker y (ahora también) del Money Clip. Una secuencia tremenda, es cuando el ace de NJPW consigue meter un Rainmaker, pero queda muy mal. Y al intentar hacer el segundo, Suzuki ha recuperado las suficientes energías como para esquivarlo y sacarle la Sleeper Hold.

Al final, el líder de CHAOS le ganó Minoru en su propio juego de buscar una posición para la Gotch Style Piledriver, ya que revirtió el finisher en un Roll-up. Eso podrá generar ruido, ya que no le ganó con un finisher. Pero cabe señalar que tenía el brazo destrozado, entonces tenía mucho sentido que hubiese optado por otra alternativa menos convencional. Digan lo que digan, no tuvieron que abusar de minutos para montar algo magistral.

 Valoración: 4 jumbitos y medio.

6) Kazuchika Okada vs Hiromu Takahashi, New Japan Cup, Semifinal del torneo

En mi opinión, el mejor encuentro de la New Japan Cup 2020. Es que aparte de lo buena que es la ejecución, el trabajo con la storytelling es genial. En primer lugar, consideremos la atmósfera del match. Hiromu rompió con las cadenas que los pesos juniors tienen en NJPW y para pasar a la semifinal, venía de asestarle tremenda victoria a un talento tan difícil como Ishii. Pero ahora se topaba con el ace de la empresa. Era el final del camino, no había manera de vencerlo e ir más allá.

Algo que le critican mucho al Okada 2020, es que anda muy lento. Pero especialmente en este match con un peso junior y mucho más ágil, creo que sobra. Que anduviera lento, hacía más evidente el contraste.  Buena parte del match, el Rainmaker le asestó una paliza a Takahashi. Y cada vez que el último subía el nivel, Okada le pegaba aun más duro. Para un heavyweight del tamaño del ace de NJPW, era muy fácil justificar el dominio sobre el pequeño Hiromu.

Tras un Big Boot contra la barricada y el sucesivo DDT en ringside, Okada le hizo mucho daño a un Hiromu que cada vez parecía tener menos respuestas. Hasta que Takahashi logró asestar unas Dropkicks que dejaron al líder de CHAOS en ringside. Un momento después, aprovechó su oportunidad dorada y le hizo el spot que le permite ponerse sobre la ola en los combates: el Sunset Split Powerbomb hacía ringside. Por fin vemos a Hiromu con reales posibilidades de dar el batacazo.

Los minutos finales tiraron por una notable sucesión de moves claves de parte y parte. El mayor nearfall, es cuando Hiromu le hizo a Okada el Rainmaker, antes de ejecutarlo con la Time Bomb. Pero el Ingobernable no logró el conteo de 3 y tras un intento de Time Bomb II, el rubio revirtió en la Tombstone Piledriver. Se venía la fase final y lo que terminó siendo lo mejor del match.

Okada cerró su Cobra Clutch y con Hiromu ya desgastado le aplicó unos cuantos Rainmakers, dejándolo muerto. Luego de una manera absolutamente innecesaria, volvió a apresarlo con la Cobra Clutch, provocando que el referí detuviera el match. El final cobra sentido porque el ace de NJPW quería seguir probando y potenciando su temible nuevo finisher. Aunque igual podría decirse que hubo un poco de saña, al destruirlo algo exageradamente.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

5) Kazuchika Okada vs Shingo Takagi, G1 Climax 30, día 13

Volvemos al G1 y a un Okada necesitado de ganar para no quedar eliminado. Fue un gran desafío, ante un Shingo que se lo comió con sus poderosos puños y antebrazos, aún cuando el ace trabajó lo más posible el cuello del Ingobernable. Buena parte de la primera mitad del match, el ace de NJPW recibió más de lo que pudo dar.

Junto con sus Tombstone Piledrivers, Okada sacó el Money Clip  para equilibrar la situación. No obstante, le costaba hacer que su rival se derrumbase ante la presión y recién por el tercer intento, Shingo comenzó a verse realmente sofocado.  Aunque iba perdiendo terreno, Takagi trató lo más posible de remontar, llegando a aplicar incluso el Last of the Dragon, dando paso a un gran nearfall. O también, cuando demuestra una vez más su buen striking, al darle su propia versión del Rainmaker al ace de NJPW.

Nada fue suficiente y el ace terminó cerrando el Money Clip definitivo. En un momento, realmente parece que Shingo va a levantarse e incluso tironea al referee para evitar que termine el combate por desmayo. Pero justo cuando Takagi ha logrado incorporarse, Okada (sin soltar la sumisión) lo tumbó con un Inverted Headlock Backbreacker. Y de ese modo, terminó dejando inconsciente a Shingo en una dramática definición.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

4) Hiromu Takahashi vs El Desperado, Final del Best of the Super Juniors

Debo aclarar que tras un segundo revisionado, mejoró mi percepción de este match. Si Hiromu es como una tormenta eléctrica, El Desperado hizo de pararrayos. Redujo considerablemente su movilidad, al castigar una y otra vez su rodilla, utilizando su gran sumisión “Número Dos”. La consigue sacar a partir de las más diversas reversals y luego, con Takahashi en el suelo, la aplica de maneras que se veían muy despiadadas. Otro gran momento que deja esa sumisión, es una gran reversal de Hiromu estilo Canadian Destroyer, terminada en Piledriver.

Como siempre, se hace un poco complicado medir el selling, frente al limbwork en la pierna y aplicado en un highflyer. Aún cuando creo que pudo ser mejor (hay carreras por el final que no me convencieron), creo que el de Takahashi estuvo a la altura de las circunstancias. Como por ejemplo, cuando cae parado y se contorsiona por el dolor. La otra cara del limbwork, la vimos en el constante castigo a la espalda de Hiromu, con el cuál trató de sacar diversos pins.

Pero al final, Takahashi una vez más demostró que su segundo nombre es intensidad. Los spots brutales no faltaron y el Desperado cada vez tenía menos cuello. Por ahí llegamos a un momento que apunta a ser legendario en un futuro: cuando Hiromu le arranca parte de la máscara a Despy y este termina de quitársela, revelándole su rostro al mundo. 

Sentí que igualmente, cuando el Desperado pierde la máscara, es el momento de quiebre del combate en su contra. A partir de ese momento, deja de dominar. Quizás es porque al lanzarse furioso sobre Takahashi, Despy perdió la calma y el autocontrol. Dejó  de utilizar sus inteligentes recursos heels o al menos, así los sentí yo. Finalmente, vinieron las Time Bombs fulminantes que le dieron su segundo BOSJ a Hiromu.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

3) Kazuchika Okada vs Tomohiro Ishii, G1 Climax 30, día 15

Otro match más que Okada necesitaba ganar para no quedar eliminado (y pensar que luego, lo sacaron del torneo de un modo lamentable). Pero tal como en los matches revisados con Minoru o Shingo, Ishii aún eliminado tenía un honor que defender y le hizo la vida imposible a su propio compañero de CHAOS.

En sus encuentros Ishii suele aguantar como una roca y aparecer con todo en los minutos finales.  Acá en cambio, dañó bastante a Okada en la primera mitad del combate. Con ataques fulminantes como un Super-plex, un German Suplex contra el esquinero o el momento en que destroza el pecho del líder de CHAOS a base a chops. O también da paso a magnificas reversals, como esos cabezazos al torso salidos de la nada.

Okada estaba sufriendo bastante el encuentro. Hasta que llegando a la mitad,  pudo ejecutar su Tombstone Piledriver y ahí es dónde vemos un cambio radical. En este punto, Kazuchika comenzó a usar el Money Clip. Es notable como logra recurrir a ella una y otra vez, a veces interceptando carreras de Ishii. La sumisión y los otros tantos ataques al cuello, hicieron mella en Ishii, a quien el combate se le estaba yendo absolutamente de las manos.

Pese a todo, Ishii logró romper una y otra vez el candado. De hecho, en un momento tenía tan debilitado a Okada que le pudo aguantar un débil Rainmaker. Finalmente y con un último aliento de energia, Okada le conectó el finisher y algunos segundos después, el Money Clip. Finalmente, el Stone Pitbull cayó desmayado. Pese a lo enorme que resultó el match, cabe señalar que es inferior su aún más tremendo precedente del G1 Climax 26.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

2) Minoru Suzuki (c) vs Shingo Takagi, NEVER Openweight Championship, Power Struggle

Suzuki y Takagi lucharon tres veces este 2020. Los primeros dos combates fueron buenos, pero tuvieron fallos y no brillaron tanto, mientras que este tercero fue una bomba. Lamentablemente, creo que esta joya no tuvo la repercusión que merecía. Quizás influye el hecho de que Meltzer “solamente” le dio 4 estrellas y quiéranlo aceptar o no, las opiniones del periodista mueven a parte de la IWC.

Shingo llegó con el torso vendado, vendiendo una lesión en la espalda, la cual terminaría teniendo una función clave en el match. Tras los amagues iniciales, Suzuki lo pateó desde el apron y la espalda chocó contra la barrera. Acto seguido, siguió castigándola con el Boston Crab (move popularizado como las Walls of Jericho). De ahí hasta el final del match, diría que Takagi tuvo una de las mejores expresiones de selling en el año. No solo porque vende cuando Suzuki ataca su espalda, sino porque además el dolor vuelve cada vez que debe levantar al veterano.

Suzuki trató de encausar su ofensiva tradicional en el ring, con la Sleeper Hold más el Gotch Style Piledriver. Pero estaba lejos de ser suficiente y a Shingo le quedaba mucha gasolina en el tanque. En general, Takagi trataba de tumbar a Suzuki a base de striking. Por lo demás, sobra decir la bestialidad que es ver a dos tipos con una ofensiva tan dura intercambiarse puños, de lado y lado. Ahí es cuando Minoru decide cambiar la estrategia. Cabezazos a la espalda y luego siguió con variantes del mismo Boston Crab.

Finalmente y tras mucho intentarlo a golpes, Shingo logra derribar a Suzuki con su Lariat y acto seguido lo carga para el Last of Dragon. En anteriores intentos la espalda había cedido y no pudo ejecutar su técnica. Pero como Minoru ya estaba muy debilitado, se lo pudo tomar con más calma y lo pudo aplicar bien, para así ganar esta mini-rivalidad. Otro detalle que me gusta mucho de este match y que igual se vio en otros que tuvieron, es que no desperdiciaron tiempo tratando de cubrir con moves menores y el encuentro careció de nearfalls innecesarios.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

1) Tomohiro Ishii vs Jay White, G1 Climax 30, día 17

El aura de big match, de estar viendo algo muy importante, escasea en los combates del G1 Climax. Ese escaso privilegio lo tienen (salvo alguna excepción), las “semifinales” del bloque y la gran final. Otro elemento fuerte es el batacazo y la construcción del mismo, con una victoria de Ishii que nadie a esas alturas podía prever. Todo indicaba que era Jay, hasta que Tomohiro llega y golpea la mesa con su gran puño. Esos factores y otros muchos del match como tal, me hacen considerarlo el mejor del torneo.

Me gustan mucho los inicios con significado, sin relleno. Y este fue toda una declaración de intenciones. Ishii parado en el ring, dándole a entender a Jay que no le seguiría el juego de seguirlo a ringside y plantándole un señor puñetazo. Solamente para caer al instante, en la vieja jugarreta. White le hizo trizas la espalda y el cuello contra la barricada, aunque solamente sería el preámbulo de su principal objetivo: la rodilla del Stone Pitbull.

Buena parte del G1, Ishii tuvo la rodilla cubierta por un vendaje. Pero por primera vez, esta toma una importancia enorme. Jay se la trabajó cuanto pudo entre golpes y moves como el Dragon Quest, con el fin de realizar el JTO. Es muy notable ahí como a su vez, el miembro de CHAOS vendía el daño casi sin ningún fallo, mostrando dolor cada vez que debía forzar la extremidad. O regalándonos un gran momento cuando se hace el duro con una patada de su rival, e igual después derrumba.

Lo mejor es cuando Ishii termina tomando el toro por las astas y ahora él es quien daña la pierna de Jay, llegando a cerrar un gran Leg Lock. Gedo tampoco arruinó la dinámica del combate, en gran parte porque no consigue definirlo en favor de White. E igual agrada ver como el Stone Pitbull lo destroza, antes de encargarse de Jay. La tensión de si será Blade Runner o Brainbuster te acelera el corazón, hasta el gran momento de la victoria de la victoria de Ishii. El Stone Pitbull se impuso en lo que es para mí, el MOTY de NJPW del 2020.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

Otros combates recomendables

Dejo una lista de otros matches notables del 2020 de NJPW. Todos los mencionados, para mí están en los 4 jumbitos 1/4.

Kazuchika Okada (c) vs Kota Ibushi, IWGP Heavyweight Championship, Wrestle Kingdom, día 1.

KENTA (c) vs Hirooki Goto, NEVER Openweight Championship, Wrestle Kingdom, día 2.

Según unos cuantos, el real MOTY de NJPW.

Shingo Takagi (c) vs SHO, NEVER Openweight Championship, Dominion.

Shingo Takagi (c) vs El Desperado, NEVER Openweight Championship, Sengoku Lord.

Tetsuya Naito vs Hiroshi Tanahashi, G1 Climax 30, día 2.

Jay White vs Kota Ibushi, G1 Climax 30, día 3.

Tomohiro Ishii vs Taichi, G1 Climax 30, día 9.

Kota Ibushi vs Will Ospreay, G1 Climax 30, día 9.

Kota Ibushi vs Minoru Suzuki, G1 Climax 30, día 13.

El Desperado vs Hiromu Takahashi, Best of the Super Juniors, día 3.

También te puede interesar

Ya que estamos con NJPW, puedes revisar el análisis de lo bueno, lo malo y lo feo de su 2020.

También puedes echarle una mirada a otra época de NJPW, como la que nos deja el Wrestle Kingdom que hizo con TNA.

Hablando de rankings, está disponible el top 10 de Stardom en el 2020.

Written By

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments

Relacionado

+ Lucha Libre

Frankie Kazarian hace su regreso a IMPACT Wrestling.

AEW

Jon Moxley busca enfrentarse a un talento de NJPW en AEW All Out 2021.

AEW

Hiroshi Tanahashi apareció por videoconferencia en AEW Dynamite y enfrentará a Lance Archer por el IWGP USA Championship.

+ Lucha Libre

Review de NJPW Wrestle Grand Slam. El PPV celebrado en el Tokyo Dome tuvo algunas auténticas joyas, partiendo por el ME.

Noticias WWE, Resultados Raw, Smackdown, NXT Y AEW. Noticias UFC, Resultados UFC. Reviews de PPV de WWE y Artículos sobre Lucha Libre. WWE Noticias, Resultados RAW, Resultados SMACKDOWN, WWE NXT, WRESTLEMANIA, AEW Dynamite, TNA, NJPW y más Lucha Libre. Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies -- Sobre Nosotros - Contacto

Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021

Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad